Médicos internos denuncian: hay 6 contagiados, no tienen equipo y firman exoneración

269
Médicos Internos desprotegidos
Los médicos internos han sufrido desde meses consecutivos, y aún siguen los problemas.

SAN PEDRO SULA, HONDURAS. Los médicos internos están atravesando por problemas desde inicios de pandemia, que los han acompañado durante meses, desde que denunciaron estar sin equipo de bioseguridad, e incluso la exoneración de culpas a los centros asistenciales.

Muchos de ellos, a raíz de su servicio dentro de la institución han salido contagiados de COVID-19, algo que no muchos han viralizado. No obstante, viendo el poco actuar de las autoridades, los jóvenes han decidido alzar nuevamente la voz, según reportes.

Lea también- Médico interno «está muriendo» en hospital móvil de SPS; familia de doctores pide ayuda

Es por ello que, Diario TIEMPO Digital contactó a dos médicos internos, quienes expusieron la situación actual que atraviesan y que vienen viviendo desde hace tiempo atrás.

Darwin Amaya, coordinador del internado de la Universidad Nacional Autónoma del Valle de Sula (UNAH-VS), explicó que cuando la pandemia inició, ellos habían decidido retirarse, en vista de que, no tenían la capacidad económica de continuar.

Dijo que no tenían un respaldo de la institución o del hospital para seguir en su internado. Además, tomaron la determinación para evitar contagiarse del virus. Sin embargo, regresaron al Hospital Mario Catarino Rivas (HMCR), pero les mencionaron que no tenían forma de “cargar con ellos”.

Los médicos han manifestado los problemas, pero aún sigue igual.

Manifestaron que, así estuvieron dando largas, reunión tras reunión. Pero, lograron retornar en noviembre del 2020, no obstante, las condiciones se vieron sumamente difíciles. Incluso, Darwin externó que el hospital les mencionó que podían ser los internos que quisieran, pero:

“No les vamos a dar su equipo de bioseguridad, si quieren retornar tienen que costearlo ustedes mismos”.

Para no perder, algunos decidieron retornar, pero después la situación se agravó, pues también los hicieron firmar una carta de exoneración donde libraban de culpa al hospital, sobre todo a quienes recién volvían. Sumado a ello, las incasables horas que les hacían cumplir, externaron.

Acta de Exoneración
Acta de exoneración.

El médico interno sostuvo que si no firmaban esa carta no podían ingresar a las prácticas.  A raíz de ello, muchos de ellos, se han contagiado de COVID-19, actualmente cuentan con 6 internos positivos, quienes están en condición estable. Darwin mencionó que la carta prácticamente fue obligatoria, pues ninguno quería o quiere firmar esa carta, pero la situación «los obliga».

Incluso, manifestó que les violentan una ley del reglamento del médico interno, donde indica que ellos deben ser proveídos de los materiales que requieren para la práctica, ya sea por parte del hospital o de la Secretaria de Salud (SESAL).

Aunque han exigido a las autoridades que puedan disminuir los tiempos, los «oídos se han hecho sordos», y la respuesta siempre fue negativa. En tanto, Darwin manifestó que las autoridades deben dar garantías, pues los han dejado a la intemperie.

“Y todavía hay especialistas que no quieren ni dar el descanso después del turno que se realiza cada 6 días… obligando a que los internos vayan a sus salas y hagan todo sin descanso”, concluyó.

Exigen tomar cartas en el asunto

Por su parte, Emilia Lozano, quien también es una médica interna, afirmó que el contexto para el retorno sigue siendo el que se maneja desde hace un tiempo atrás, mismo que explicó el coordinador Darwin.

Ella secundó que si querían regresar, debían firmar la carta de exoneración, pues sin ella, no pueden regresar de ninguna manera. Emilia acotó que ellos específicamente la firmaron con fecha de finalización, pues era su última rotación.

Ante el reintegro, ellos solicitaron a las autoridades que no se les mandara a las emergencias, lo cual, no se siguió, pues ahí es donde los envían, y no se las han quitado. Incluso, de esas zonas es donde han salido los médicos internos contagiados de COVID-19, sostuvo.

Asimismo, reveló que además del equipo de bioseguridad, les quitaron el derecho a la alimentación, pues el hospital estaba en “bancarrota”, aun cuando ellos firman en su salario beca que les deducen para ello.

Algunos han decidido que pese a los problemas seguirán pues no pueden seguir perdiendo tiempo.

Además, indicaron que les quitaron también el derecho al parqueo, porque eran demasiados internos. Luego, les mencionaron que les darían la cena y la merienda, lo que vieron bien, no obstante, nunca les dieron esa “merienda”.