En el 69° Congreso de la FIFA, el presidente ítalo-suizo Gianni Infantino renovó su mandato hasta 2023. Era el único candidato a un puesto al que llegó por primera vez en febrero de 2016.

Gianni Infantino dio su discurso en español, inglés, francés y alemán (AFP)
Gianni Infantino dio su discurso en español, inglés, francés y alemán.

Infantino fue elegido por aclamación después de que el Consejo aprobara en París una modificación de los estatutos de la federación; para establecer que cuando solo haya un candidato, sea elegido.

Hace cerca de un año, Infantino anunció que optaría a un segundo mandato para continuar con su empeño de transformación de una federación que «estaba muerta» cuando llegó y que ahora es un ejemplo de transparencia.

«Ha pasado de ser tóxica, casi criminal, a ser lo que debe ser, una organización que se preocupa por el fútbol», dijo Infantino en la apertura del congreso.

El directivo de 49 años se comprometió también a reformar el sistema de traspasos, a hacer incluso una revolución. «Lo necesitamos. Es una cuestión de imagen del fútbol», apuntó.

Una FIFA sin crisis

Infantino sostuvo que el organismo ha pasado página desde el estallido del escándalo ‘FIFA Gate’ en el verano de 2015, que desveló supuestos casos de corrupción de directivos de la organización y se llevó por delante a su entonces presidente, Joseph Blatter, y a su considerado delfín, Michel Platini.

«Hoy nadie habla de crisis, de reconstruir la FIFA desde cero. Nadie habla de escándalos, de corrupción, hablamos de fútbol. Creo que lo menos que podemos decir es que hemos dado la vuelta a la situación», añadió ante los delegados de las 211 federaciones integrantes.

El dirigente suizo abogó igualmente por ahondar en el rol social de su organismo, invertir en educación y aprovechar el impulso del Mundial de fútbol femenino, que empieza este viernes en París, para reforzar ese deporte.

Infantino consideró además que la FIFA «es sinónimo en la actualidad de modernidad, unidad o liderazgo» y se marcó entre sus próximos objetivos apostar por la transformación digital.