Intento de riña en centro penitenciario de El Porvenir, Atlántida

343
El Porvenir
El conato de riña se llevó a cabo en la cárcel de El Porvenir, Atlántida.

ATLÁNTIDA, HONDURAS. A través de un comunicado emitido este día en horas de la mañana, el Instituto Nacional Penitenciario (INP) informó acerca de una una riña al interior del centro penitenciario de El Porvenir, Atlántida.

En ese sentido, la Comisión Interventora del INP indicó que en el conato no se registraron reos fallecidos ni heridos. No obstante, afirmaron que para evitar un tragedia, activaron los equipos de respuesta.

«Que ante el intento de riña, se activaron los equipos de respuesta inmediata, tomando el control de la situación y evitando que los internos se provocaran daños físicos entre ellos mismos», reza el escrito.

Asimismo, reiteraron que la Comisión Interventora del INP su intención el orden y control de los centros penitenciarios. De igual forma, «adoptar los mecanismos necesarios para salvaguardar la integridad física de la población penitenciaria», finalizó.

 

Diciembre: dos masacres en centros penitenciarios 

Cabe decir que las crisis el sistema penitenciarios se agudizó el pasado mes de diciembre del 2019. Esto, tras registrarse dos masacres; la primera en la cárcel de Tela y la segunda en el centro penal de El Porvenir, Francisco Morazán.

El hecho sangriento en el reclusorio de Tela tuvo lugar el vienes 20 en horas de la tarde. La misma dejó como saldo a 20 internos muertos y al menos 14 heridos, según el recuento que llevan las autoridades penitenciarias.

Luego, 48 horas después, una reyerta registrada en El Porvenir, Francisco Morazán desembocó en otra masacre. En esta, 18 reclusos perdieron la vida de forma violenta y otros tres sufrieron heridas en el cuerpo.

Nota relacionada: FUSINA: A 18 ascienden los reos muertos durante reyerta en El Porvenir

Días antes, en la cárcel de máxima seguridad La Tolva, en Morocelí, El Paraíso, cinco reos murieron de varios balazos. Hecho que supuestamente fue efectuado por un preso conocido con el alias de «El Sanguinario».

Por lo anterior el Poder Ejecutivo ordenó la intervención del INP, incluyendo la posterior suspensión de sus autoridades. En tanto, el control de las cárceles pasó a manos de una Comisión Interventora, conformada por las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, cuyas operaciones lleva a cabo la Fuerza de Seguridad Interisntitucional Nacional (FUSINA).