Intento de asalto a casa de retiros deja dos muertos en El Porvenir, Atlántida

488
Intento de asalto
En la casa de retiro de la Iglesia Evangélica El Faro, se registró el tiroteo que dejó os muertos y dos heridos.

ATLÁNTIDA, HONDURAS. Una férrea balacera tras un intento de asalto dejó como saldo a dos personas muertas y dos heridos ayer en horas de la noche, en el municipio del El Porvenir, zona atlántica del país.

Específicamente, el hecho sangriento tuvo lugar la aldea Caracas, jurisdicción del municipio en mención, en una casa de retiros de la iglesia evangélica El Faro. Las víctimas mortales fueron identificadas como Raúl Alvarado, de 54 años de edad, quien era el guardia de seguridad del lugar.

El otro victimado es uno de los supuestos asaltantes, quien está identificado con el nombre de Ramón Antonio Padilla Martínez, de 19 años de edad.

La información preliminar de lo sucedido establece que varios malvivientes trataron de asaltar las instalaciones del centro cristiano. Sin embargo, los guardias de seguridad lograron percatarse, por lo cual trataron de evitar el atraco.

Muertos y heridos

No obstante, los asaltantes abrieron fuego en contra de los celadores, dejando como resultados a cuatro personas heridas. De inmediato, miembros de la iglesia los trasladaron  hacia el Hospital Integrado Atlántida, en La Ceiba.

De interés: Desconocidos ultiman a disparos a chófer de mototaxi en colonia capitalina

Pero minutos después, el guardia y el supuesto asaltante fallecieron. Mientas que las otras dos personas se mantienen aún con vida. Los sobreviventes responden al nombre de Wilmer Alvarado y Rogelio Martínez.

Hasta el centro asistencial llegaron miembros de la Policía Nacional, quienes ahí constataron lo ocurrido. Al mismo tiempo, agentes de la Dirección Policial de Investigación (DPI) se presentaron para desarrollar las indagaciones pertinentes al caso.

Además, miembros de Medicina Forense se trasladaron hacia el hospital para poder realizar el reconocimiento y levantamiento respectivo de los cuerpos. Luego lo trasladaron a la morgue judicial de la ciudad ceibeña.