Ante insubordinación, Gobierno recurre al Ejército, DPI y PMOP para controlar manifestaciones

973
gobierno
La decisión del Gobierno llega unas horas después de que los exCOBRAS se rebelaron y se negaron a reprimir al pueblo hondureño en protesta.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Para afrontar la actual crisis social que atraviesa el país, el Gobierno recurrió a efectivos del Ejército, de la Policía Militar (PMOP) y de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) para restablecer el orden público en cada sector.

La decisión anterior del Gobierno ocurre un día después de que agentes del Comando de Fuerzas Especiales, responsables de ese trabajo, se mantienen en rebeldía contra las autoridades policiales. Además, se niegan a reprimir al pueblo hondureño volcado en las calles.

La tarde de este jueves, el titular del Poder Ejecutivo y presidente del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, Juan Orlando Hernández, anunció el despliegue masivo de miembros de las Fuerzas Armadas. Así como agentes de la Policía Nacional e Inteligencia.

Asimismo pidió a los hondureños denunciar a las personas que participen en “actos vandálicos” a través de una línea de emergencia.

Dicho anuncio, el mandatario lo dio desde Casa Presidencial junto a los titulares de los otros dos poderes del Estado; Rolando Argueta, del Poder Judicial, y Mauricio Oliva, del Poder Legislativo.

También estuvieron presentes altos jerarcas militares; y con la presencia del director general de la Policía Nacional, comisionado general de Policía, José David Aguilar Morán.

Nota relacionada: Gobierno decide enfrentar crisis con el apoyo de las FFAA

Movilizaciones han dejado 2 personas muertas y más de 24 heridos

Cabe señalar que las movilizaciones y manifestaciones de las últimas 24 horas desarrolladas en más de 40 puntos a nivel nacional dejaron la madrugada de este jueves un saldo de dos personas muertas y más de 25 heridos en la ciudad capital.

Igualmente, la destrucción y saqueo de varios negocios privados. Así como la detención de los presuntos saqueadores de dichos comercios y destrozos en otras partes del país.

En ese sentido, Hernández informó que en el marco de esta reunión se aprobarán acciones encaminadas a restringir las protestas. Lo anterior, orientado a garantizar la libre circulación, el respeto a la propiedad privada, entre otros derechos.

Luego de dicho anuncio se pudo observar en la populosa colonia Kennedy el despliegue de militares. Lo agentes, equipados con escudos, gruesos palos de madera y con bombas lacrimógenas tratan de evitar que manifestantes impidan la libre circulación.

En tempranas horas de la mañana en el sector de El Tizatillo, agentes de la PMOP desalojaron a un grupo de protestantes que mantenían una fuerte toma en la carretera que de Tegucigalpa conduce a la zona sur del país.

Por su parte, agentes encapuchados de la DPI fueron utilizados para reprimir una manifestación en un sector de Intibucá.

Salida de militares a las calles es una decisión política

Meses atrás, el secretario de Seguridad, Julián Pacheco, opinó que la decisión de cuando sale el Ejército a las calles es política; no es una decisión del ministro de Seguridad ni del ministro de Defensa.

ExCOBRAS se mantienen en sublevación

Lo anterior, se suma a la insubordinación que mantienen los miembros de la Escala Básica de las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional (DNFE), antes comando «Cobras».

Se debe indicar que dicha institución emitió un segundo comunicado. A eso de las 9:30 p.m. del miércoles, afirmaron su postura de no salir a las calles «a reprimir al pueblo».

Es preciso recordar que, la mañana de ayer, los agentes de la Escala Básica realizaron el primer comunicado. En el documento exigieron se les respete sus Derechos Humanos, vacaciones dignas, entre otros temas.

En esta segunda comparecencia, un elemento de seguridad salió con el rostro cubierto y leyó el documento donde ratificaron su posición. Duró poco más de un minuto y se realizó desde el cuartel de las Fuerzas Especiales.

Desde ahí se convocó en nombre de la Escala Básica a todos los diferentes miembros de la Policía Nacional. Asimismo, a la Unidad Metropolitana de Policía (UMEP) y la Unidad Departamental de Prevención (UDEP) a unirse a su causa.

“Reiteramos nuestro apoyo al pueblo. Nosotros somos parte del mismo y nos beneficiamos de las causas por las cuales ellos están luchando”, aseguró el agente.

Nasralla denunció supuesta intervención militar

En relación al tema, el expresidenciable, Salvador Nasralla, presentó este jueves una denuncia por la amenaza de intervención militar con unidades de las Fuerzas Armadas a los cuarteles tácticos de la Policía Nacional en la colonia 21 de octubre

Nasralla detalló que el documento lo entregaron a María Soledad Paso; quien es representante del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“El peligro es que los militares quieran matar a los policías que defienden al pueblo”, dijo Nasralla.