ESPAÑA.- El futbolista Isaac Cuenca de tiene 27 años ya disputó 30 partidos con el Barcelona en la temporada 2011-2012.

Isaac Cuenca
Isaac Cuenca fue parte del FC Barcelona en el 2011,

Ahora, tras un periplo por el Ajax, el Deportivo, el Bursaspor y el Granada acaba de rescindir su contrato con su último club, el Hapoel Be’er Sheva israelí para fichar por el Reus, el equipo de la ciudad donde nació y que compite en la LaLiga 1/2/3.

Sin embargo, LaLiga no ha admitido la tramitación de la ficha de Cuenca por el Reus. Joan Oliver, máximo accionista del club, mantiene que el jugador ha aceptado rebajarse su salario, pero LaLiga considera que el salario en cuestión sería superior al estipulado.

El Reus se ha visto inmerso en una batalla financiera con el Control Económico de LaLiga, que no da credibilidad al presupuesto presentado por el club.

LaLiga bloqueó el límite salarial del Reus y el alta federativa de siete jugadores con contrato y la de Cuenca que sigue sin poder firmar por el Re.

LaLiga aceptó la inscripción de jugadores, incluso algunos sin contrato, siempre que su sueldo fuera el mínimo para jugar en Segunda División, cerca de los 80.000 euros. Cuenca debería cobrar el sueldo mínimo, con una revisión del contrato cuando se ampliara el límite salarial del Reus.

Las condiciones de LaLiga

Según el club y exjugador del barcelona, LaLiga no ha aceptado las condiciones por estar muy por debajo del caché del jugador.

“Nuestro límite salarial era de 4 millones”, aunque “por motivos técnicos nos lo rebajaron hasta el mínimo legal, que es de 2,3 millones”, afirma Oliver.

Gracias a que LaLiga permitió un incremento de 500.000 euros en los sueldos, el club inscribió al lateral Moore, al central Olmo y al punta Linares, aunque se quedaron sin ficha el centrocampista Tito, el extremo Karim Yoda y el media punta Vitor Silva.

Lekic, que tampoco podía ser inscrito, se marchó al Cádiz, y Cuenca, que estaba a punto de firmar, se quedó sin ficha.

Tanto Vitor, como Yoda, Tito y Cuenca seguirán entrenándose hasta encontrar una solución u otro equipo.

Joan Oliver confía en poder encontrar una solución: “Trabajamos para poder inscribir a los jugadores el 1 de enero”, aunque ha detallado que necesitan “aumentar ingresos” para poder incrementar la masa salarial.