INP: COVID-19 no se propagará en Támara; los 11 sospechosos están aislados

248
COVID-19
Según informó el Instituto Nacional Penitenciario (INP), el contagio se originó en un espacio externo no en Támara.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Tardó en llegar, pero ocurrió. El peligro que tanto advertían es una realidad: el COVID-19 alcanzó al sistema carcelario de Honduras. El recibimiento a un nuevo recluso trajo consigo el virus en el Centro Penitenciario Nacional de Támara.

A través de un escrito, el Instituto Nacional Penitenciario (INP) confirmó el contagio. Asimismo, explicó que diez presidiarios más están bajo aislamiento y observación médica. El infectado, más la decena en mención, arribaron al presidio el 30 de abril. Procedían de la zona norte, principal foco de contagio en el país.

Desde ese primer día, según las autoridades, se les colocó bajo aislamiento como protocolo de prevención para la enfermedad. El espacio designado -describe el pronunciamiento- está «alejado» de los demás convictos, por lo que no prevén una propagación masiva.

El 10 de abril, se les aplicó la prueba de PCR (siglas en inglés para Reacción en Cadena de la Polimerasa). Una prueba resultó positiva, por lo que, en base con el informe del INP, prosiguió un proceso de tratamiento, manejo y seguimiento para él y las otras 10 personas, quienes, de una forma u otra, tuvieron contacto.

Es importante conocer que, pese a la crisis sanitaria imperante en el territorio nacional, las penitencierías continúan tomando la responsabilidad de albergar más ciudadanos con condena.

Lea también: Salud informa de caso positivo de COVID-19 en la cárcel de Támara

Esta es la zona en donde permanecen aislados, según el INP.

¿Corren peligro los privados de libertad por el COVID-19?

Hasta la fecha, ninguno de los evaluados, incluyendo el caso confirmado, presentan síntomas de COVID-19. No obstante, en base con el protocolo de bioseguridad, todos se mantendrán al margen del resto de población penitenciaria.

Tal como se adelantó previamente, el INP aseveró que el contacto de esos once individuos con los demás internos no se produjo, pues el área de aislamiento está en «una zona externa del recinto general». El peligro de una propagación, por tanto, sería reducido.

El INP expresó que, diciembre 2019 que se conoció que la pandemia se extendía por el mundo, implementó un protocolo diseñado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Consiguiente, han enviado suministros de aseo personal a cada presidiario.

De igual manera, procuran la desinfección constante de las instalaciones y toda persona, vehículo o producto que entra al establecimiento.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre el #COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo