22.1 C
Honduras
jueves, octubre 21, 2021

«Mi corazón me dice que es inocente»: hermana de «Tony» pide clemencia al juez

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Ante la proximidad de la lectura de la condena a Juan Antonio Hernández Alvarado este próximo 30 de marzo, su hermana Gloria Margarita Hernández Alvarado se dirigió al juez Kevin Castell con una carta y le pidió «clemencia para Tony», según apunta el escrito.

«Tony» Hernández, hermano del mandatario presidencial de Honduras, Juan Orlando Hernández, el 18 de octubre de 2019 fue declarado culpable de narcotráfico por un jurado de la Corte del Distrito Sur de Nueva York. Sin embargo, su sentencia se conocerá hasta el fin del presente mes, según informaron.

Razón por la que, Margarita apela a tocar el corazón del juez norteamericano. En la misiva destacó los valores morales que su padre Juan Hernández Villanueva le inculcó a su hermano, por lo que consideró que «las acusaciones en el juicio fueron falsas«.

La hermana de «Tony» relata que ha seguido cada minuto el juicio y aseguró que esa persona a la que mencionan los testigos, es totalmente desconocida, pues su hermano creció y mientras estuvo en libertad actuó bajo los principios que le inculcaron en casa.

Aunado a ello, menciona que «Tony» ha sido un hombre con deudas y ha criado a sus hijos con las necesidades propias de cualquier ciudadano. Por otra parte, cuenta que la hija menor de Juan Antonio, vive a la espera de que su padre regrese en un avión.

Lea también: Piden pena mínima para «Tony»; presentan diplomas y carta de su madre

Carta de Margarita al juez Castell:

Estimado juez Castell:

Mi nombre es Gloria Margarita, hermana de Juan Antonio Hernández Alvarado. Soy periodista de profesión, pero más que eso, soy hija, hermana y madre. Todo este proceso de Juan Antonio nos ha golpeado como familia.

Hemos sufrido en silencio, hemos visto el sufrimiento de sus hijos y de su madre. Nuestro padre que descanse en paz del Señor, crio con rigor y amor a sus hijos e inculcó los valores que siempre han regido nuestras vidas y nuestra conducta.

Somos seres humanos y cometemos errores y estamos claros que debemos pagar por ellos con una proporcionalidad justa, escribió.

Además, dijo: «Como su hermana que soy, seguí cada minuto el juicio contra Juan Antonio. Con mucho dolor leí como en esas audiencias los testigos se refirieron a una persona desconocida para mí».

«Desconocida, porque al Juan Antonio que nosotros conocemos, creció en un hogar donde los valores, la disciplina y el amor al trabajo estuvieron siempre presentes, inculcados por un padre que formó a sus hijos como profesionales útiles a la sociedad», cita la carta.

Lo describió como «un ciudadano común»

Continúa el escrito: «Conozco al Juan Antonio amoroso con sus hijos, especialmente con su hija menor de 6 años, que lo extraña y sufre por él. Conozco al Juan Antonio que con deudas, sin lujos y con necesidades propias de un ciudadano común y corriente los estaba preparando para la vida».

«Esta niña de 6 años cada vez que escucha el ruido de un avión, corre, alza sus ojos al cielo, con la esperanza de que uno de los pasajeros sea su papá», contó.

Rememoró: «Conozco a un Juan Antonio siempre alegre, que en los encuentros familiares saludaba, abrazaba, bromeaba y cocinaba deliciosas parrilladas. Conozco al ser humano siempre dispuesto a brindar ayuda, al pariente, al amigo, al compañero de trabajo, y a su paisano».

Margarita, apeló: «Su señoría, mi corazón también me dice que Juan Antonio es inocente, por tanto, apelo a la grandeza de su corazón, pidiendo clemencia para que no se envíe a la cárcel».

«Usted es una persona justa, usted vio y escuchó todo lo que ocurrió en el juicio, Juan Antonio no se asemeja en nada al estilo de vida que se mencionó en el juicio. Que Dios lo ilumine señor juez y que a través de su corazón y conocimiento se haga justicia«, concluye la misiva.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido