‘Indignados’ convocan a otro plantón mañana frente a Casa Presidencial

237

TEGUCIGALPA. Los líderes de los  indignados convocaron por segunda vez a un plantón frente a Casa Presidencial, que tendrá lugar mañana a las 3:00 de la tarde y anunciaron que las movilizaciones continuarán hasta el próximo viernes en  la capital.

Así lo informó Miguel Briceño quien a la vez pidió el apoyo de toda la población capitalina porque la lucha e pretende la convocatoria de una Comisión Internacional Contra la Impunidad  (CICI)  no ha terminado.

El líder de los indignados anunció que en esta jornada habrá actos culturales y un micrófono abierto para la gente pueda expresar su indignación.

“La invitación especial es para todas aquellas familias que perdieron un familiar producto del saqueo y los actos de corrupción que se produjeron en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en la pasada administración.

Briceño agregó que es importante el apoyo de la población hasta lograr que el Gobierno de Honduras convoque a la CICI para que los exfuncionarios del pasado y los actuales que están involucrados en actos de corrupción sean enjuiciados y que se les aplique el castigo que corresponde.

Los antorcheros anunciaron que las marchas van a continuar y que por ningún motivo la intención es desmovilizar a la sociedad y la próxima semana se hará la convocatoria a  una movilización desde un punto de la capital.

El objetivo de las movilizaciones es la convocar a una CICI que es lo que pide el pueblo en las calles, que se despidan al fiscal general Oscar Fernando Chinchilla y el fiscal adjunto Rigoberto Cuellar y que todos los corruptos que trabajan en el Gobierno de Honduras sean enjuiciados y sacado del gobierno.

Briceño pormenorizó que el objetivo está claro y es la exigencia la instalación de la CICI en Honduras con amplios poderes de investigación, de judicialización que sea independiente económicamente del Estado de Honduras.

Asimismo que de asesoría técnica para hacer una policía de investigación y  la depuración de la Cortes Suprema de Justicia (CSJ) y del Ministerio Publico, así como también la destitución de los funcionarios que han sido señalados o están coludidos de alguna forma en actos de corrupción a su paso por la administración pública.