La Ceiba: incumplida la promesa de Laeisz y Jesús Mejía en 2019; sigue crisis energética

139
Laeisz
Jesús Mejía firmando el acuerdo.

HONDURAS. Comercial Laeisz llegó a La Ceiba y se presentó como la solución a los problemas energéticos que durante varios años se presentan en la zona atlántica del país, bajo la promesa de generar cantidad de megativos suficientes para que los molestos apagones dejasen de ocurrir.

Fue en 2015, cuando el gerente de la ENEE en ese momento, Roberto Ordóñez, informó sobre la aprobación de un contrato con Laeisz. Entonces, arribaron a la subestación San Isidro tres contenedores que contenían el equipo con el que la empresa comercial actualmente genera 20 megavatios de energía.

Para ese momento, los residentes del Litoral Atlántico se quejaban de constantes racionamiento del servicio eléctrico, pero con la llegada de Laeisz y los 20 megavatios que generaría, los apagones debían mermar.

Grupo Laeisz ofreció una oferta económica de 0.1963 de dólar por kilovatio hora (KWH) para la producción de 20 MW a través de diesel (que ahora cambió a búnker), cuyo monto de facturación anual sería de 17 millones 199 mil 222.49 dólares, equivalentes a L380 millones 102,817.03, con una tasa de cambio de L22.10 por dólar.

Lea también: Lufussa: 25 años vendiendo onerosa energía al Estado, y renovó por 10 más

Se quedó corta

Pero Laeisz se quedó corta para llenar las necesidades de los hondureños en la zona atlántica, pues los apagones continuaban y se volvieron cada vez más frecuentes hasta que en 2019, la ciudadanía se cansó y salió a protestar en su contra.

En ese entonces, los abonados aquejaban interrupciones de energía eléctrica que duraban hasta 10 horas todos los días. Su malestar y denuncias dejaban en evidencia que Laeisz no estaba cumpliendo su propósito.

Durante una jornada de protesta, tres generadoras térmicas de la subestación de San Isidro fueron incendiadas. La ENEE, Jesús Mejía, quien en 2016 reemplazó a Ordóñez como gerente, culpó a los grupos insurrecionales del expresidente Manuel Zelaya Rosales de causar el siniestro. Aunque lo hizo sin ninguna prueba.

Es un acto de los «grupos de insurrección que fue a juramentar el presidente Zelay. Manos criminales se acercaron al plantel de la empresa Laeisz e incendiaron el plantel», dijo Mejía en esa ocasión.

No obstante, Miguel Aguilar, presidente del Sindicato de Trabajadores de la ENEE, opinó que más bien fue un «‘boicot del mismo privado, o sea, comercial LAEISZ», y que «no le echen la culpa a la gente». Así lo pronunció él en Frente a Frente.

La «promesa»

Luego de tanta presión ejercida por los abonados de la ENEE, el día 13 de mayo, Jesús Mejía y Laeisz se comprometieron públicamente a solventar la crisis en La Ceiba, tres años después de que él  asumió su cargo.

El desabastecimiento de combustible por más de una semana era la causa, aseguró Laeisz. Entonces, el también cuestionado gerente de la ENEE dijo en ese momento que se iban a tomar las medidas necesarias «que conllevan al abastecimiento de combustible de las plantas» térmicas para generar energía.

Además de eso, prometió que focalizaría los esfuerzos de la estatal en atender los circuitos eléctricos que presentaran mayores fallos en todo el Litoral Atlántico, mismos que causan los molestos apagones, pero…

Jesús Mejía dijo que en 30 días la situación estaría resulta, pero ese plazo venció, llegó junio y de nuevo la estatal anunció cortes en varios circuitos, argumentando desabastecimientos de combustible en la planta generadora.

Lea también: ODS: Contratos de energía con «otras condiciones» y sin supervisión llegaron al CN

Justificación

Para esas fechas, se registraban protestas en prácticamente toda Honduras, convocadas por la Plataforma por la Defensa de la Salud y Educación, integrada por médicos y maestros, a quienes se les unieron ciudadanos comunes para exigir al Gobierno la eliminación de los decretos PCM-26 y PCM-27.

Varias carreteras del país se mantenían tomadas. Por ejemplo, la CA-13, que conduce hacia La Ceiba. Precisamente, ese fue el argumento que utilizó Laeisz para justificar por qué no generaba energía suficiente.

La comercial aseguró que los bloqueos por protestas en diferentes tramos de la carretera CA-13 no estaban permitiendo el paso de las cisternas de combustible, y por tal razón, era imposible generar 40 megavatios de energía para la región Atlántica.

No obstante, medios de La Ceiba informaron y evidenciaron que varias rastras con combustible llegaron y abastecieron las plantas generadoras de energía de Laeisz, lo cual, era contradictorio con la defensa que la comercial había presentado.

Renuncia Jesús Mejía sin cumplir la promesa

Y un mes después, julio de 2019, sin cumplir su compromiso, Jesús Mejía renunció al cargo de gerente de la ENEE. Dejó la crisis energética en la zona atlántica tal como la encontró en 2016 cuando asumió su puesto.