Cables telefónicos provocaron incendio próximo a bodegas de Hondutel

252
Incendio
Un incendio en la aldea Las Tapias, contiguo a las bodegas de Hondutel, se suscitó este domingo. No obstante, los bomberos controlaron la situación.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un incendio de grandes proporciones se registró la tarde de este domingo en la Aldea Las Tapias, Mateo, en la capital.

El fuego inició en una zacatera contigua a las bodegas de la empresa estatal de Telecomunicaciones (HONDUTEL) y se propagó debido a la presencia en el lugar de numerosos cables de red telefónica.

La estructura física de las bodegas no se vio afectada por el fenómeno, ya que el cuerpo benemérito de Bomberos se personó al lugar para controlar la situación.

Lea también: ICF: 17 incendios forestales en lo que va de 2020

«Descuido»

Es importante conocer que, un elemento de los apaga-fuegos determinó que la presencia del cableado dificultó las labores de extinción; además, el material (poliuretano) generó más humo.

La humareda es considerada «altamente tóxica» por lo que los bomberos procedieron a desalojar a personas en los alrededores para que sufrieran alguna afectación.

En cuanto a la causa del incidente, la fuente no señaló a los cables como el motivo, pero aseguró que «lo ideal sería que no estuvieran ahí». Habrá una consecuente investigación donde se dilucidará la causa.

Hasta el momento se desconoce si el incendio fue accidental o si habrá sido consecuencia de un pirómano.

Cabe destacar que las llamas no alcanzaron la infraestructura de las bodegas, pero sí estuvieron muy cerca. Fue la labor del equipo de bomberos que evitó que el fuego produjera más daños que el que sufrió la vegetación.

Las acciones para mitigar el fuego duraron horas; la cantidad de montículos de cables era inmensurable. Durante el mismo tiempo, grandes cantidades de humo se observaron en el área producto del fenómeno.

Al menos 25 socorristas formaron parte del combate del incendio. Es importante conocer que también brindaron sustento personal del ejército y de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO).

La Policía Nacional también se hizo presente para resguardar la tranquilidad pese a la eventualidad.