SPS: potente incendio consume chatarrera en la colonia Prieto

1245
incendio
Miembros del Cuerpo de Bomberos se encargaron de apagar las fuertes llamas ocasionadas por el incendio.

CORTÉS, HONDURAS. En una bodega ubicada en la colonia Prieto, desvío El Zapotal, en la capital industrial, San Pedro Sula, se ha desató un gran incendio este día en horas de la tarde.

Según datos preliminares en el lugar hay una chatarrera. Al parecer, una el siniestro fue ocasionado por la quema de una basura, según informaron testigos.

Hasta el momento, el Cuerpo de Bomberos ya logró controlar las grandes llamas, ocasionadas por el incendio. Sin embargo, una reja no les permitía realizar su labor de manera rápida.

Miembros de la Policía Nacional lograron romper la reja, lo cual les permitió a los bomberos a ingresar al interior del local.

Riesgo

Los vecinos de la colonia Prieto estaban alarmados porque cerca del epicentro del incendio hay una gasolinera. Por lo que temían que el fuego se extendiera y pudiese causar un mayor problema.

Además, la movilización de las cuadrillas de los bomberos, provocó que en el bulevar del norte, se formara un caos vehícular. Por los cual, agentes de seguridad comenzaron a dar vía, a fin de agilizar el tráfico.

Lea también: Trágico accidente vial deja dos jóvenes muertos en Tela

Hasta el memento, no se han cuantificado los daños ocasionados por el incendio. No obstante, no reportaron pérdidas humanas.


Voraz incendio arrasa con cuatro casas en SPS

Varias familias quedaron a la deriva, el pasado 14 de junio, tras ser víctimas de un brutal incendio que consumió cuatro casas en SPS, específicamente, en la colonia Bendición de Dios en el sector de Palos Verdes, zona norte del país.

Las imágenes del siniestro reflejaban el triste drama de los pobladores sumidos en la impotencia luego de haber perdido todo.

“Quedamos completamente en la calle se nos quemó absolutamente todo”, expresó envuelta en llanto una madre de familia, víctima del suceso.

Entre los afectados se encuentran varios niños que se quedaron sin techo que les cobije. Aparte, los pequeños y sus padres se quedaron prácticamente con lo que andaban puesto y con la cruel incertidumbre de no saber en dónde pasarán la noche.