Sigue la controversia entre Finanzas y empleados del INA

Las propuestas fueron planteadas por Finanzas, con el objetivo de bajar el gasto corriente y hacerla operar con un ajustado presupuesto.

0
1338
Imagen referencial.

TEGUCIGALPA.  Desde hace varios meses se viene anunciando que el Instituto Nacional Agrario es otra de las instituciones sentenciadas a una drástica reducción de personal, el propio ministro de finanzas, Wilfredo Cerrato, ha advertido en más de una ocasión que es preciso el despido de trabajadores para que el INA, siga funcionando.

Cerrato, anunció que ya había fondos para el pago de derechos sin embargo, dos propuestas de la Secretaría de Finanzas fueron rechazadas por el Sindicato de Trabajadores del Instituto Nacional Agrario (Sitraina), ambas orientadas a la sonada depurar la institución.

Las propuestas fueron planteadas por Finanzas, con el objetivo de bajar el gasto corriente y hacerla operar con un ajustado presupuesto.

Se conoció que los empleados habían aceptado la propuesta que consistía en despedir a unos 450 empleados para lo cual el Estado tenía que pagar unos 550 millones en prestaciones laborales.

Pero las autoridades de Finanzas pusieron en la mesa de negociaciones dos formas de pago: una, reconocerles el 100 por ciento de sus prestaciones, pero diferidos en tres años, y la otra, pagarles de una sola vez, pero dándoles únicamente el 70 por ciento de sus derechos.

De lo anterior se derivó que ninguna de las propuestas fue aceptada, porque a criterio del presidente del SITRAINA, Ramón Bulnes, son ofensivas a los derechos de los trabajadores.
“Si es tanto el interés del ministro de Finanzas, Wilfredo Cerrato, en reducir a la mitad la base laboral del INA, pues que cumpla con lo dispuesto en el Código del Trabajo”, dijo el sindicalista.

Los empleados de la institución viven una constante zozobra en los últimos años pues temen que este ente corra la misma suerte que otras instituciones del gobierno, donde supuestamente se han violentado los derechos de los trabajadores establecidos en contratos colectivos y el mismo código laboral, tal es el caso de El SANAA, HONDUTEL, ENEE Y DEI.

La situación financiera del INA, es precaria ya que siempre están ajustados con el presupuesto mismo que no ajusta ni para el pago de la planilla mensual, y ya tienen deuda de varios años en el pago de derechos como bonos de vacaciones.