Impuestos: Dirigentes denuncian que las ventas han caído en un 40% en los mercados

228

TEGUCIGALPA.  El presidente de la Comisión de la Economía Informal, Máximo Portillo informó esta mañana que las ventas han caído hasta en un 40 por ciento luego que la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) impusiera el nuevo régimen de facturación y el incremento del pago de impuestos en este sector de la economía.

El también vendedor reveló que hay problemas en los mercados a nivel nacional y la situación se agudiza en los centros de venta de los municipios donde no se cuenta con una personería jurídica lo que ha generado conflictos entre vendedores e inspectores de la DEI.

“La imposición de los nuevos regímenes de la DEI están afectando más que todo al sector de la economía informal  porque la empresa formal no puede hacer comercio con este sector y esta es una situación negativa que está generando un impacto económico y adverso a los intereses de los comerciantes”, dijo el dirigente.

Remarcó que hay pequeños negocios que reportan perdidas entre el 30% y hasta el 40%. «Han bajado las ventas porque la gente ya no encuentra rebajas y entonces deja de venir a los mercados porque compran al mismo precio de las tiendas que operan en los centros comerciales», arguyen.

“Se ha vendido la idea de que los mercados, los productos no gravados no iban a tener un impacto negativo, pero eso solo en la teoría porque en la práctica hay muchos mercados que no están vendiendo porque de momento no pueden cumplir con la emisión de una factura para cancelar los impuestos que exige la DEI”, finalizó.

Cabe recordar que ante los constantes reclamos de los vendedores de los mercados el Presidente de la República Juan Orlando Hernández, le solicitó a la directora de la DEI, Miriam Guzmán un trato digno para este importante sector de la economía pero al parecer la solicitud del mandatario no se cumplió porque lejos de mejorar la crisis se agudiza en los mercados.

Según conoció TIEMPO.hn las dirigencias de los mercados y los importadores de productos trabajan en la planificación de una protesta fuerte para exigir a las autoridades una reconsideración de las medidas fiscales que le han impuesto a este sector de la economía.

En su defensa los comerciantes alegan que no se les puede tratar y fiscalizar al igual que lo hace la gran empresa porque los volúmenes de importación que maneja este sector del comercio nacional es menor al que pueden introducir a los mercados las grandes tiendas que en su mayoría operan en los centros comerciales.