ESPAÑA. Ya han sido identificados los dos hondureños protagonistas de un acto violento  en el distrito barcelonés de Nou Barris. 

Se trata de Didier Calderón, de 27 años de edad, señalado de asesinar con arma blanca a su pareja Estela Izaguirre, de 35 años de edad, con quien vivía desde hace cinco años.

La mujer fue trasladada al Hospital Vall d’Hebron de Barcelona. Allí ingresó con un pronóstico de gravedad tras el apuñalamiento, pero horas depués falleció.

En un comunicado, el cuerpo policial informaba que el jueves recibieron una llamada que alertaba de que en un piso de Nou Barris, un hombre había herido de gravedad a su pareja con un arma blanca después de una discusión. La llamada de urgencia la hizo una compañera de piso de la víctima, quien se encontraba en el domicilio en el momento de lo ocurrido.

Nota relacionada: Detienen a hondureño por matar a su pareja con un arma blanca en Barcelona

La mujer, que residía en el barrio de Ciutat Meridiana de Barcelona, y es la cuarta víctima mortal de la violencia en lo que va de año en Cataluña. En un comunicado, CC.OO. condenó este nuevo caso de violencia en Cataluña. También, pidió a los poderes públicos que traten como una «cuestión de Estado» su lucha por erradicar tal fenómeno social.

También, el Ayuntamiento de Barcelona condenó ayer jueves el homicidio. Asimismo, convocó a un minuto de silencio para este viernes a las 12.00 horas en la plaza Sant Jaume.

El hondureño fue arrestado por un delito de lesiones, pero tras el fallecimiento de Estela, pasará a disposición judicial por un delito de homicidio.

PENSABAN CASARSE

Sólo hace cuatro días, Estela, la víctima, anunció a través de su cuenta en las redes sociales que iba a casarse con Didier. Lo anterior, tras dos años de noviazgo; sin embargo, los planes de matrimonio se truncaron de forma trágica. Esto, en la madrugada del miércoles al jueves, después de una discusión.

El presunto agresor, quien tiene un hijo de una relación anterior, escapó en un primer instante. Pues se sospecha que para limpiarse, en una fuente de agua se lavó toda la sangre que tenía encima; pero regresó posteriormente al lugar del crimen. Fue en ese omento donde fue detenido por la Policía catalana.

Los vecinos relataron que horas antes del crimen, la pareja estuvo en el bar del edificio donde vivían. «Te fuiste, pero siempre estarás en el corazón de los que te conocimos, descansa en paz», una vela y una dedicatoria recordaba a Estela. Esto, en la calle donde vivía y en la que perdió la vida a manos de su pareja.

Según se supo, ella es la cuarta víctima de violencia en Cataluña este año y la vigésimo séptima en toda España.