Huracán Iota alcanza la categoría 4; Honduras se encuentra en alerta máxima

572
Iota 4
Iota ya es un huracán de categoría 4.

SAN PEDRO SULA, HONDURAS. El Centro Nacional de Huracanes (NHC) anunció que Iota se convirtió en un huracán de categoría 4, y lo hizo recientemente a través de sus sitios oficiales.

Iota se encuentra ubicado a unos 310 kilómetros al este-sureste del Cabo de Gracias a Dios. Asimismo, informaron que mantiene vientos sostenidos de 225 Km/h y ráfagas más altas.

Se desplaza generalmente hacia el oeste u oeste noroeste, con dirección a la Costa Caribe de Nicaragua a un promedio de 17 Km/h.

Se pronostica que Iota continúe su fortalecimiento en las próximas 24 horas hasta antes de tocar tierra en la costa noreste de Nicaragua. Eso en las vecindades de Puerto Cabezas en ese país centroamericano, en la noche de este día.

A partir de este día las bandas de circulación asociadas al ciclón tropical estarán produciendo lluvias y chubascos intermitentes de intensidad variada en gran parte del Litoral Caribe.

Lo mismo sucederá en Islas de la Bahía, norte de Olancho y sectores del departamento de Yoro. Los acumulados más importantes se esperan en Gracias a Dios y Colón.

NHC

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de Estados Unidos, envió una alerta a Honduras y a los países centroamericanos, debido a que el huracán Iota será más devastador que Eta, por lo que sugirió prepararse con antelación.

«Hoy es tu último día garantizado para prepararte», alertó de forma franca y directa el NHC este domingo.

«Ya que es probable que las condiciones de tormenta tropical comiencen el lunes por la mañana en las costas de Honduras y Nicaragua», escribió en su cuenta de Twitter este instituto de investigaciones atmosféricas.

«¡Ésta es una situación extremadamente peligrosa y se espera que Iota sea de categoría 4 al tocar tierra!», añadió NCH en su publicación este domingo, lo que ya se cumplió en esta madrugada del lunes.

Puede seguir leyendo: NHC: Iota dejaría efectos más devastadores que los causados por Eta