La directora de Comunicación de Human Rights Watch (HRW), Emma Daly, ha emplazado a la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA); a exigir al Gobierno ruso la “derogación” de la “ley antigay”. La exigencia es que se cumpla antes de que comience el próximo mundial de fútbol. Dicha norma la consideran que va en contra de los principios que defiende el organismo.

“Creemos que la FIFA debe pedir la derogación de esta ley porque va directamente en contra de los supuestos principios de la FIFA. Siempre pedimos a los líderes políticos que utilicen su influencia con sus colegas para pedir reformas. Para nosotros, la ley antigay es claramente discriminatoria. Va en contra de la legislación internacional y es algo totalmente equivocado”, ha afirmado Daly.

La directora de Comunicación de HRW ha dejado claro; en una entrevista concedida a Europa Press que los líderes europeos deberían pedir al presidente ruso, Vladimir Putin, que “cambie de política” en relación a Siria. Además permita que se investiguen los supuestos crímenes de guerra; cometidos por las fuerzas del régimen que preside Bashar al Assad.

Precauciones

Si bien la homosexualidad no es un delito en Rusia; es conveniente que los miembros de la comunidad LGBT sepan qué encontrarán en ese país. Lo siguiente son medidas cuando viajen a la Copa Mundial de fútbol.

La guía aconseja a la gente gay que sea cauta en cualquier logar en el que la comunidad LGBT no es bienvenida. El mismo mensaje va dirigido a la gente negra o a las minorías étnicas. Si los aficionados homsexuales pasean por la calle de la mano deberán afrontar los peligros que conlleva hacer eso. Depende de la ciudad y la hora del día”.