VÍDEO: Hondureños pasaron de turistas a héroes al salvar una tortuga carey

0
1000
Momento en el que ayudaba a la tortuga.

SAN PEDRO SULA. Diario TIEMPO Digital se contactó con uno de los cuatro protagonistas que salvaron a una tortuga en peligro de extinción en Punta Sal, Tela.

“Íbamos a pasear por primera vez en una embarcación con unos amigos, cuando de un momento a otro miramos la tortuga que estaba flotando en el mar y nos pareció extraño porque la bolla tenía un ancla, cuando nos acercamos nos dimos cuenta que esta estaba amarrada e intentamos rescatarla”, señaló Melvin Cerrato.

Comentó además que un experto le dijo que se trataba de una tortuga carey en peligro de extinción, la cual pesaba cerca de 400-500 libras, la levantaron, la limpiaron, posteriormente la desamarraron y la lanzaron al mar para que siguiera su rumbo libremente.

“Seguramente un pescador se la quiso llevar para venderla por partes, ya que la carne es comprada por foráneos en la zona”.

 

¿Pensaron alguna vez en llevársela?

“Creo que como creadores de las buenas obras, más bien nos sentimos alegres de haberla recatado, en ningún momento se nos cruzó por la mente llevárnosla. Yo en particular no me siento como un héroe, lo único que hice fue cuidar de la fauna, aparte fue una bonita experiencia, el tocarla fue maravilloso porque sólo pasa una vez en la vida”, cerró el joven.

tro

DESCRIPCIÓN DE LA TORTUGA CAREY

La tortuga carey es una especie marina que pertenece a la familia de los quelónidos. Esta especie se encuentra en estado crítico de supervivencia mundial.

Se localizan principalmente en regiones tropicales de los océanos Pacífico, Índico y Atlántico. Habitan en lagunas de islas oceánicas y plataformas continentales. Cuando son más adultas se adentran a aguas más profundas.

Su plano cuerpo y aletas están perfectamente adaptados a las condiciones de la vida marina, es por ello que es un buen nadador, ya que pueden alcanzar velocidades de 24 km/h y se han registrado desplazamientos de hasta 1.8 km. Pueden sumergirse hasta 70 metros por más de 80 minutos.

Las tortuga carey adultas miden entre 60 y 90-100 cm de largo en el caparazón y entre 50 y 80 kg de peso. Este caparazón es de color combinado con claros y oscuros en amarillos y marrones. Su forma es de corazón, pero conforme maduran, se hace más alargado hasta llegar a una figura oval.

diferencia de las demás especies de tortuga, este llamativo caparazón está conformado por gruesas placas que se superponen, creando una circunferencia que simula unos afilados dientes de cuchillo o una sierra. Su mandíbula tiene forma de pico, por lo que también es parte de sus rasgos distintivos.

La diferencia entre machos y hembras puede distinguirse porque los primeros tienen una pigmentación más clara, tienen peto cóncavo, garras más largas y una cola más ancha.

ALIMENTACIÓN DE LA TORTUGA CAREY

La tortuga carey es muy selectiva en su alimentación. Se caracteriza por tener una dieta muy tóxica, pues se alimenta principalmente de ciertos tipos de esponjas que suelen ser dañinas y letales para otros animales. Son omnívoras, pues también ingieren medusas, anémonas de mar, moluscos, peces, algas marinas y la fragata portuguesa, una especie muy peligrosa que libera toxinas que paralizan a sus presas, sin embargo, éstas no pueden atravesar la dura piel de las tortugas carey.