Hondureños aún recurren a «brujos» por problemas en el amor y la salud

1439
Curanderos
Los hechizos se promocionan hasta por las redes sociales.

Tegucigalpa.- Curaciones, lecturas de las cartas, adivinación del futuro y hasta «amarres», ofrecen los “chamanes” o brujos a los hondureños que necesitan este tipo de “ayudas” para solucionar algún problema o enfermedad.

Este tipo de prácticas se ha convertido en una costumbre en la sociedad hondureña. Y son muchas las personas que recurren a este tipo de métodos.

De tal manera, los brujos y curanderos en Honduras, ahora hasta  utilizan cuentas de banco o de telefonía celular, para que sus “clientes” les depositen el dinero que cobran para hacer alguno de estos “trabajitos”.

Asimismo, las ofertas y la propaganda de sus negocios, ha llegado hasta los medios escritos como los periódicos.

En ese sentido, en las páginas de los clasificados se pueden encontrar anuncios donde ofrecen curaciones, lecturas del tarot y las cartas, entre otros.

De igual manera, los curanderos y “chamanes” también utilizan las redes sociales (como Facebook), para promover sus trabajos “espirituales”.

Pero los más audaces, promocionan a través de estos medios hasta visitas de parientes muertos.

Así se promocionan los «chamanes» en tegucigalpa a través de las redes: 

Curanderos
Las promociones de los brujos son anunciados por las redes sociales.

“Precios módicos”

Según fuentes, solo para consultar sobre alguna situación, los curanderos cobran alrededor de unos 300 lempiras. Eso sí, la respuesta a la consulta se obtiene en al menos unos 20 minutos.

Antes de que se haga el trabajo, los curanderos o chamanes, piden que les depositen la tarifa a través de una transacción por medio de una empresa de telefonía o de banco. De igual manera, el depósito se puede hacer por medio de una recarga, si el cliente gusta.

Una vez depositado el dinero para la “consulta”, el curandero o hechicero  hace su “trabajo”. Y es él mismo quien da la respuesta a la interrogante.

Posteriormente a esto, la persona decide si se somete a un proceso más “complejo” para darle “solución” al problema. Por supuesto, hay que pagar más por cualquier extra.

Brujos y los “Amarres”

Uno de los trabajos más solicitados por las personas que acuden a estos hechiceros son los “amarres”. Mismos que pueden ser temporales o permanentes.

De tal forma, las mujeres u hombres que tienen problemas entre sí y quieren restaurar su relación, o simplemente quieren conseguir que la persona que los atrae se fije en ellos, acuden a este tipo de personas para que les haga ese trabajo “espiritual”.

De igual forma, las curaciones o «limpias» son de las más solicitadas por los hondureños a estas personas.

A continuación algunos de los trabajos que los brujos o curanaderos realizan al público:

Curanderos