Hondureños que demuestran que los catrachos podemos sobresalir en el mundo

430
hondureños
hondureños

Los hondureños si podemos hacer grandes cosas, es cansado escuchar solo lo malo de nuestro país y de nuestra gente.

Por eso es preciso que vayamos cambiando el chip y que demos prioridad a lo bueno que tenemos y sobretodo el talento humano.

A continuación unos pocos  ejemplos de hondureños talentosos que han logrado sobresalir en el mundo.

Christian Umaña, es un hondureño que fabrica en China y vende tecnología al mundo.

Nació y se crió en Tegucigalpa, pero su visión y emprendedurismo lo llevaron a China

Él es el dueño de Amgoo, la marca que tiene el teléfono inteligente más barato del mundo (US$30).

Hoy produce 10 modelos de smarphones que se comercializan en el mundo

Cristian Comenzó en sociedad con un empresario chino. Hoy produce 10 modelos de smarphones y seis de celulares ‘sencillos’.

Umaña, hijo de comerciantes hondureños, incursionó en la telefonía en 2004.

El ingeniero se vio motivado por la propuesta del gobierno para que Hondutel ofrecería el servicio celular.

Para entonces atendía un negocio familiar que se dedicaba a traer productos desde Corea, incluyendo teléfonos móviles, lo que le permitió analizar y conocer el mercado.

Cristian  comento en algún momento  “Mi padre me puso en contacto con uno de los proveedores»

Añadió que ese proveedor le explicó que habían problemas de calidad con los teléfonos ya que eran reconstruidos y por eso no alcanzaban el estándar de calidad”.

Ese proveedor era Terry Cheung, un empresario chino que llegaba a Centroamérica con sus primeros celulares.

“Decidimos montar una fábrica juntos para manejar personalmente los controles de calidad y fue así como comenzamos con la telefonía fija inalámbrica”, señala Umaña.

Quebrado y sin plata se fue a China para un nuevo comienzo, en 2006 lanzaron su primer teléfono, el resto es historia.

Aunque empezó a ensamblar con el foco puesto en Centroamérica, ya comercializa en el resto de la región, en Europa, Estados Unidos, África.

Hoy produce equipos de marca propia y para otras compañías. Su presencia se extiende a 54 países, en América Central, Norte y Suramérica, India y Asia.

Nota relacionada: Maribel Lieberman y su visión emprendedora en Dubai

Otro ejemplo de talento hondureño

SMS Marketing para el istmo y más allá es un proyecto que nace con el emprendedurismo de cuatro jóvenes emprendedores hondureños.

Ellos son: Manuel Bardales, Jorge Baide, Rodil Rivera y Luis Gustavo Flores, con un promedio de edad que apenas supera los 25 años.

Es así que  se ha conocido que Public nació en la habitación del servicio doméstico de una vivienda de alguno de estos jóvenes en San Pedro Sula, Honduras.

Y como resultado de su éxito, se expandieron al resto de la región y hacia destinos más lejanos: México. Todo ello es el resultado

En fin, una historia que podría servir de insumo para la serie de HBO, “Silicon Valley».

Su nave insignia es una aplicación de SMS marketing que han desarrollado y perfeccionado, bautizada Movitext diseñada y desarrollada para el envío de mensajes de textos (SMS) masivos en Centroamérica.

Desde su lanzamento en 2009, lo han utilizado más de 40 firmas, desde pequeños negocios, a empresas regionales.

También bancos y hasta candidatos de Honduras y de Panamá, en sus campañas publicitarias y electorales.

Un ejemplo más hondureños de éxito

Carlos Espinal es un ingeniero hondureño y es socio de Seedcamp, uno de los fondos de inversión más importantes y dinámicos de Europa.

La aceleradora de empresas a la que se sumó en 2010 invierte en empresas que apenas cuentan con un prototipo.

“Cuando eres ingeniero llega un punto en que te planteas cómo seguir. Me gusta la tecnología y empecé a interesarme en invertir en quienes creaban aplicaciones” señalo el talentoso catracho.

Espinal, cree que los ecosistemas que facilitan la creación empresas cuentan con una cultura que tolera el fracaso.

Además  aporta la concentración de emprendedores y financistas “esa red y la proximidad permite más velocidad en los desarrollos”.

Carlos, apunta que hoy en una semana se puede tener “un negocio chiquito en internet”, ya que producir un prototipo no cuesta tanto como antes, lo que facilita la experimentación.

Estos son apenas unos pocos ejemplos de hondureños que han demostrado que los catrachos pueden sobresalir en el mundo.

Y lo hacen igual que cualquier otra persona del mundo incluso de países desarrollados.