Hondureños de éxito en el extranjero

2706

VALLADOLID, ESPAÑA.Jorge Raúl Maradiaga Chirinos es un ingeniero en sistemas de 29 años, que creció en los barrios Buenos Aires y El Reparto de Tegucigalpa, actualmente

cursa su segundo año de una beca de Doctorado en Investigación en Inteligencia Artificial y Robótica en la Universidad de Valladolid.

Anteriormente Maradiaga Chirinos termino su maestría en septiembre del 2014 en investigación en ingeniera de sistemas y procesos industriales, también becado.

Jorge, cuéntenos un poco sobre su vida, ¿De dónde es, dónde estudió?

Yo crecí en dos barrios humildes de la capital, Barrio Buenos Aires y El Reparto. Curse mi secundaria en el instituto Central Vicente Cáceres y luego trabajando y estudiando logré terminar mi ingeniería en la Universidad Católica de Honduras.

¿Cuáles son sus planes con los conocimientos que está adquiriendo en robótica e inteligencia artificial?

Para mi Honduras es primordial, así que espero poder ayudar al avance médico en el tratamiento de enfermedades cognoscitivas. Mi área desde que saque mi máster en Robótica aquí mismo en Valladolid, siempre fue desarrollar un sistema  para poder tratar y detectar las enfermedades como el alzheimer, esquizofrenia, bipolaridad y todos los trastornos psicológicos degenerativos que afectan a miles de hondureños.

¿Cómo ha sido su experiencia como becado hondureño en Europa?

Ha sido fantástica, aunque los primeros días de mi master fueron muy difíciles puesto que yo me vine solo y fui uno de los primeros becarios, tuve que adaptarme. Comprendí entonces que iba a ayudar a futuros becarios para que la transición no fuera tan complicada. Viajar es una de las cosas que más he disfrutado ya que siempre fue mi sueño desde pequeño estudiar en Europa y poder conocer lugares maravillosos como Londres, Roma, Paris, Madrid y otras partes que ya he tenido la dicha de visitar.

¿Cómo hondureño que destaca en el extranjero que les diría a todos esos compatriotas que comparten su sueño de estudiar en Europa?

Me gustaría contestar esa pregunta con algo que Dios me ha enseñado en mi vida que es la fe, como dice Hebreos 11:1 “Es, pues, la fe, la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. Si nosotros creemos, las únicas limitaciones son las que nosotros mismos nos ponemos en la mente. Muchas becas para Honduras a nivel mundial se pierden porque la gente no se entera o se informa. Pasa también que algunas personas aplican pero están con el pensamiento que no la merecen. Con otros becarios tenemos una página web y un grupo de Facebook llamado Becas para hondureños, donde publicamos información acerca de todas las becas disponibles de las que tenemos conocimiento, ya que el recurso humano hondureño es muy codiciado porque ha probado obtener los más altos rendimientos. Así que yo los exhorto a buscar las oportunidades. Gracias a la actitud positiva yo incluso tuve la bendición de publicar un artículo sobre el impacto económico de las tecnologías de la información y comunicación en las empresas, en la prestigiosa revista “Análisis Económico” de la república del Ecuador y así mismo otras publicaciones que están en camino. Con conocimiento de causa les digo, si se puede hondureños.

 

Hondureño becado F2 copia
Al fondo el Palacio Real de Londres.