Hondureño recibe resultado de PCR hasta 5 meses después y ¡era positivo!

467
hondureño prueba PCR COVID-19
Un caso inédito e inverosímil se registró en Honduras. Más de cinco meses aguardó un hombre para saber si tenía o no coronavirus.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un total de 166 días, más de cinco meses, tardó un centro asistencial en brindarle a un ciudadano hondureño el resultado de su prueba de hisopado nasofaríngeo -PCR- para diagnóstico de COVID-19.

Aunque previamente se han revelado otras incidencias de tardanza, no se tenía registro de una tan prolongada. Es así, que el propio afectado lo denominó como «un caso de récord Guinness«.

En condición de anonimato, el hombre contó su historia para un canal de televisión local. Aseguró que no fue asintomático y también contó que el perjuicio puede ser aún más grave, pues todos los demás miembros de su familia siguen esperando su respectivo resultado.

De igual interés: Eta Honduras| Plataforma pide no olvidar COVID-19 en los albergues

Narrativa sin precedentes

Presentándose un caso positivo en alguien cercano, una familia hondureña decidió acudir el 28 de mayo al centro de Salud Alonso Suazo en Tegucigalpa para comprobar si ellos también habían contraído la COVID-19.

En total, fueron 10 integrantes del núcleo que llegaron a hacerse la examinación. Estuvieron a la espera de los resultados, pero el tiempo pasó y no recibían respuesta alguna, pese a su insistencia a través de llamadas.

En virtud de ello, optaron por otra opción, aunque más cara, con el propósito de descartar un peligro para su salud. «Dios nos dio los medios para ir a un centro privado y hacernos las pruebas», acotó el afectado.

Seguido, contó que, en su momento, todas salieron negativas. Sin embargo, como medida de prevención, se sometieron al consumo periódico del tratamiento MAIZ (Microdacyn Azitromicina Invermectina y Zinc).

El entrevistado relató que él tuvo algunos síntomas durante tres días, aunque no precisó cuáles. No obstante, dado que el laboratorio privado indicó que estaban sanos, comentó que «se confiaron» y creían que nada más se trataba de una simple gripe o un dengue.

Fue precisamente ayer, martes 11 de noviembre, que finalmente alguien del centro de Salud le llamó y le informó del resultado. Él le respondió: «Gracias a Dios que le pude contestar la llamada y no tuvo que ir a un cementerio a comprobar la identidad del que se había hecho la prueba».

«Es un caso digno de récord Guinness», aseveró. Además hizo hincapié en que es difícil de creer que, en plena emergencia sanitaria, tomen tanto tiempo para informar a alguien sobre su estado de salud. «Es pura negligencia del gobierno«, agregó.

Incluso, comentó que solamente a él, como padre de familia, le hicieron la llamada. Pero, ningún otro integrante recibió algún aviso, por lo que se desconoce si él fue el único que tenía coronavirus. Quizá, en los próximos días, a ellos también les informen.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn