Joven predicador dirige carta a la Primera Dama de Honduras

77076

Pero, de todo corazón espero que ese comentario haya sido nada más eso: un comentario aislado. Y no la representación de una perspectiva errónea de ver al hondureño migrante con menosprecio y como criminal en lugar de víctima de la realidad social del país. Porque, de ser así, entonces, sí es un grave problema.

Saludos cordiales, Luís Luna Jr., amigo y hermano de hondureños que se han tenido que ir «con coyote.»