Hondureño se declarará culpable de atentado terrorista en La Florida

283
Hondureño
El hondureño fue detenido el pasado mes de octubre en La Florida.

Estados Unidos. El hondureño Vicente Adolfo Solano, de 53 años de edad, se declarará culpable de tramar la detonación de una bomba en una franja de restaurantes de un centro comercial de Florida, a nombre del Estado Islámico, indicaron documentos judiciales.

El hondureño se había declarado inocente recientemente. Sin embargo, se conoció que cambiará su declaración en una audiencia programada para el miércoles por un juez federal.

Los documentos señalaron que Solano se declarará culpable del cargo de intentar de proporcionar apoyo material a una organización terrorista extranjera.

De ser sentenciado, el hondureño recibiría una condena máxima de 20 años en prisión.

El FBI dijo que Solano quería detonar una bomba en octubre del año pasado. El acto sería cometido en el centro comercial Dolphin Mall, cerca de Miami.

Lilian Mata, periodista hondureña galardonada en Viña del Mar

Pero el hondureño estaba trabajando con agentes encubiertos del FBI que le dieron una bomba falsa antes de arrestarlo.

Pese a la promesa de Solano de apoyar al Estado Islámico, el FBI informó que no halló ningún vínculo verídico con algún grupo terrorista.

El caso

El hondureño Vicente Solano, quien manifestó afinidad con el Estado Islámico a los agentes encubiertos que le investigaron antes de su detención, se declaró inocente de haber intentado volar con explosivos un centro comercial de Miami en noviembre pasado.

A Solano lo detuvieron el pasado 20 de octubre. El hondureño compareció ante el juez William C. Turnoff en compañía del abogado de oficio que le representa, Alex Arteaga-Gómez.

Según el documento judicial, la audiencia de procesamiento de Solano duró escasos minutos.

Al compatriota se le acusó a fines de octubre del delito de intento de uso de una arma de destrucción masiva.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) inició una investigación en contra Solano tras recibir una pista sobre su posible radicalización.

Agentes encubiertos entraron en contacto con Solano, quien les confesó su afinidad por el Estado Islámico.

Además mostró sus vídeos con una bandera del grupo yihadista de fondo. También reveló su interés por perpetrar un atentado parecido al de la maratón de Boston de 2013.

Fuente: elnuevoherald