Hondureña rompe el silencio y denuncia que fue violada por agente de ICE

1654
violada por agente
La hondureña pretende que las condenas por estos delitos sean más fuertes.

ESTADOS UNIDOS. Una madre hondureña rompió el silencio y con valentía denunció que fue violada por agente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) cuando estuvo recluida en un centro de migrantes en el 2014.

La mujer que, por temor, decidió no revelar su nombre, contó cómo el agente de ICE la amenazó y abusó sexualmente de ella en un baño. Aseguró que lo que más lamenta del caso es que el hombre solamente recibió tres meses de prisión por el delito.

Todo ocurrió en el 2014 cuando estaba recluida en Berks County Residential Center de Pensilvania, contó a Univisión. La catracha dijo que permanecía en el centro de migrantes por su condición irregular en Estados Unidos.

Un día, ella quiso ir al baño y el funcionario la siguió. Inmediatamente entró con ella y empezó a quitarle su ropa, mientras la tocaba. Sin posibilidad de obtener ayuda y librarse de la situación, una pequeña fue su ángel de la guarda.

Contó que una menor de ocho años entró al baño. Asegura que desconoce qué vio exactamente la niña pero salió corriendo al instante y eso impidió que la violación se perpetrara por más tiempo.

El agente de ICE la amenazaba, diciéndole que si hablaba sería deportada. «Estás en una cárcel y un oficial te está diciendo que si tú dices algo te van a deportar», dijo la catracha.

Tras darse cuenta que había un testigo, el agresor sexual, Daniel Sharkey, puso una queja ante su superior. Él aseguró que la detenida le coqueteaba para librarse de la situación pero no funcionó. Al revisar las cámaras de seguridad y con el testimonio de la agredida descubrieron qué había pasado.

Hondureña violada por agente de ICE

Sharkey fue suspendido de ICE y estuvo tres meses en prisión por el delito de asalto sexual. No era la primera vez que el hombre abusó de ella y asegura que durante toda su estancia, trató de enamorarla, ganándose a su hijo que también permanecía recluido.

«A mi niño le llevaba juguetes, ropa y cosas así que no podía tener en ese lugar», expresó.

El agresor, en entrevista con The New York Times, reveló que se sentía atraído por la hondureña. Asimismo contó que no estaba satisfecho con su hogar y «era bueno tener a alguien que me diera atención».

La mujer compartió su historia con el afán de que las penas por estos delitos sean más severas. ICE reportó 1,310 casos de abusos sexual entre 2013 y 2017, según sus datos.