Hondureña «secuestrada» confiesa que todo fue un engaño, según NYT

597
Karol Sánchez
Karol Sánchez se reunió con su familia luego de ser localizada.

ESTADOS UNIDOS. Karol Sánchez, la adolescente hondureña de 16 años cuyo presunto secuestro fue captado en cámaras, confesó a la Policía que todo fue un engaño, según informó el New York Times.

El «secuestro» fue difundido en medios locales, internacionalesPol y redes sociales ayer martes. La grabación de una cámara de seguridad mostraba a la joven forzada y subida a un carro por un grupo de hombres.

El incidente ocurrió cerca de las 11:30 de la noche del lunes en la cuadra 700 de Eagle Avenue en el sector de Melrose en El Bronx. Según lo que se mira en el vídeo, la madre de la joven, una mujer de 36 años, trató de defender a su hija, pero fue empujada al suelo. No tuvo heridas, según el NYPD.

El «rescate»

Tras darse a conocer el secuestro, una Alert Amber fue difundida durante la mãnana del martes, 12 horas después de reportarse el supuesto secuestro.

Tras una extensa búsqueda por parte de las autoridades, la menor fue localizada por sus familiares, horas después de difundirse las imágenes.

Alegría: una «victoria»

La noticia del hallazgo causó alegría entre la Policía y familiares. Tanto así que «Karol Sánchez ha sido encontrada. Gracias a todos los que llamaron con información», informó la cuenta oficial del Departamento de Policía de Nueva York.

Por su parte, el subinspector de la Policía, Robert Gallitelli, reveló en Twitter: «Karol Sánchez ha sido localizada en el Bronx, ella está segura e ilesa. Gran trabajo de @NYPDnews y todos nuestros socios federales. Gracias a todos en la comunidad por su ayuda».

En otro tuit, Gallitelli escribió: «¡TENEMOS UNA VICTORIA HOY! ¡Karol ha sido encontrada! ¡Gracias a todos los que han trabajado muy duro para localizar a las personas involucradas en este caso!».

¿Por qué mintió? 

Sin embargo, horas después, surgió más información desconcertante: Karol confesó que todo fue un engaño derivado de su difícil relación con su madre, según dos oficiales de Policía que platicaron con NYT.

Poco después de que la encontraran el martes por la tarde, Karol fue interrogada por oficiales, donde admitió haber organizado el secuestro y luego fue puesta en libertad con su familia. Durante la entrevista, un agente de Policía dijo que Karol describió a su madre como «sobreprotectora».

También se reportó que la familia había estado contemplando regresar a Honduras, su país natal, pero que la joven insistía en quedarse en Estados Unidos.