25.1 C
San Pedro Sula
lunes, octubre 3, 2022

Tras años separadas, hondureña se reúne con sus hijas en EEUU

Debes leer

ESTADOS UNIDOS. Un martes de enero, cuatro años después de que las autoridades estadounidenses separaran a María Hernández de sus hijas y la deportaran a Honduras, ella regresó a Estados Unidos, esta vez con la autorización del Gobierno.

En el aeropuerto internacional de Los Ángeles, Nicole, que ahora tiene 7 años, esperaba a su madre con una rosa roja. Michelle, casi una adolescente, se quedó atrás con un ramo de rosas y girasoles. Cuando Hernández se volvió hacia ella, Michelle se abalanzó a sus brazos, sollozando.

Le puede interesar – Hondureños adelantan su visita a la Virgen de Suyapa este 2022

“Yo estaba lejos pero estaba pendiente de ustedes”, susurró Hernández a sus hijas.

Hernández contó que no abrazaba a Nicole desde que la niña tenía 3 años y a Michelle desde que tenía 8. Días después de la Navidad de 2017, la madre se había aferrado a sus niñas llorosas en una estación de la patrulla fronteriza en Arizona, antes de que un responsable estadounidense las separara.

Las tres habían llegado a Estados Unidos en busca de asilo. Una vez detenida, recordó, se le dio una opción imposible: Abandonar el país, con las niñas o sin ellas. Conmocionada por las recientes amenazas de las bandas a Michelle en Honduras, Hernández decidió que las niñas estarían más seguras en Estados Unidos.

La historia conmovió a muchas personas.
La historia conmovió a muchas personas.

Las hermanas fueron enviadas a un centro de acogida para niños en California y finalmente fueron liberadas para vivir con su hermano Maynor, que ahora tiene 34 años y se gana la vida vendiendo naranjas en Los Ángeles.

Hernández fue deportada, como miles de padres separados de sus hijos bajo la polémica política de “tolerancia cero” del entonces presidente Donald Trump, para disuadir la inmigración ilegal. Reuters, que ha seguido a la familia desde mediados de 2020, se refiere a las niñas por sus segundos nombres para proteger su privacidad.

En su primera noche en Estados Unidos, Hernández compartió la cama con sus hijas, mirándolas mientras dormían y maravillándose de lo mucho que habían crecido.

Fin a la práctica

“Qué bonito fue, no sé ni cómo contarle como me siento todavía, tantos años sin ver mis hijas y verlas grande ahora”, relató.

El Gobierno de Trump sostuvo que permitir que las familias sean liberadas juntas en Estados Unidos mientras solicitan asilo fomenta la inmigración ilegal. En respuesta, se buscó procesar y deportar a los padres y poner a sus hijos bajo custodia como “menores no acompañados”.

María caminando con su familia en las calles de Estados Unidos.
María caminando con su familia en las calles de Estados Unidos.

Sin embargo, las traumáticas separaciones familiares, que comenzaron en 2017 antes de cualquier anuncio oficial, las captaron los medios de prensa de todo el mundo y provocaron protestas. Trump dio marcha atrás con un decreto que puso fin a la práctica en junio de 2018.

El presidente Joe Biden, un demócrata que asumió el cargo en enero de 2021, calificó las separaciones de “tragedia humana” y rápidamente formó un grupo de trabajo para reunificar a las familias. A los padres deportados, una vez encontrados, se les daría la opción de regresar a Estados Unidos para reunirse con sus hijos.

El grupo de trabajo identificó a más de 3.900 niños separados en la frontera entre Estados Unidos y México después de julio de 2017 bajo la política de “tolerancia cero”. Más de a la mitad los reunificaron durante el Gobierno de Trump como resultado de los litigios de los defensores de los migrantes. Eso dejó a unos 1.700 niños separados de sus progenitores.

Al 25 de enero, el grupo de trabajo de Biden había reunido a 126 niños con sus padres o tutores legales. Unos 377 más -de Guatemala, Honduras, El Salvador, Brasil y Venezuela- tienen reunificaciones en curso, según el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos.

Pese a las políticas de Biden, algunas familias están frustradas por la lentitud de las reunificaciones, según los defensores de los inmigrantes.

“Estamos hablando de personas que no han visto a sus hijos en tres o cuatro años”, dijo la abogada de Hernández, Carol Anne Donohoe, que dirige el Proyecto de Reunificación Familiar en la frontera entre Estados Unidos y México.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido