HONDURAS. El calor extremo podría ser lo que causó la muerte de una migrante hondureña en Estados Unidos, al sur del condado Bexar, a quien supuestamente su coyote abandonó.

Se trata de Ana Lizet Sosa Castillo, de 27 años de edad. Ella salió de Honduras en medio de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 para ayudar económicamente a sus padres, según informó la cadena Telemundo.

El alguacil Javier Salazar dijo que sus oficiales encontraron el cadáver de la mujer la noche del pasado domingo 12 de julio, a orillas de Jett Road, cerca del Loop 1604 y la Autopista 16.

Asimismo, Salazar aseguró que un familiar de la víctima llamó a las autoridades después de que le informaran que ella había sido abandonada tras presentar síntomas de insolación. Sin embargo, los oficiales que salieron en su busca la encontraron ya sin vida.

La Policía está colaborando en la investigación para determinar quién participó en el contrabando de la mujer y quién la dejó abandonada. Y es que, según Salazar, si el coyote abandonó a la víctima cuando ella todavía se encontraba con vida, este sería un caso de negligencia.

Lea: Hallan supuestos restos humanos en Tela; sospechan que son de dirigentes garífunas

Repatriación de la hondureña

Por otro lado, el hermano de Ana Lizet, quien reside en EE.UU. y decidió mantener su nombre en privado, comentó que él no quiere sepultarla en ese país, sino enviarla de regreso a Honduras, para que sus padres le den una despedida. Sin embargo, debido a la pandemia, la repatriación se complica.

El muchacho dijo que el acta de defunción no revela la causa de muerte, y «Si no hay una carta que diga que no murió de coronavirus, no se puede repatriar», explicó.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información sobre el COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo.