REDACCIÓN. Una ciudadana hondureña comentó a Diario TIEMPO el momento de angustia que vivió junto a su pequeña hija cuando se registró el fuerte terremoto en México. 

Se trata de Mayra Janet Trigueros, originaria de la Aldea El Corpus, jurisdicción de La Unión, en el departamento de Copán. «Mi hija y yo estábamos en mi casa, acabábamos de llegar del kinder, escuchamos como cuando estaba corriendo aire, se escuchó de pronto y empezó a temblar despacio, pero en segundos se sintió fuerte. Lo que hice fue agarrar a mi hija, la abracé y salimos donde pudimos, pero se sintió feo», relató la joven hondureña.

Según agregó su madre que radica en Cuernavaca, Morelos, Alexa Nicol Marquina Trigueros, de apenas 4 años de edad, se asustó mucho y hasta vomitó de nervios, quien seguidamente le dijo que en el kinder acababan de hacer un simulacro de sismo por lo ocurrido en 1985.

La pequeña acababa de regresar del kinder cuando ocurrió lo peor…el terremoto

SACUDIÓ MÉXICO

Al menos 225 personas han muerto tras el terremoto que ha afectado a México este martes, un seísmo de magnitud 7,1 en la escala abierta de Richter que se ha producido el mismo día que el de 1985, el terrible temblor que quitó la vida a miles de personas en el país americano. Según ha detallado el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, en su perfil de Twitter, los fallecidos se reparten así: 94 en Ciudad de México, 71 en Morelos, 43 en Puebla, 12 en Estado de México, 4 en Guerrero y uno en Oaxaca. Se calcula que unos 45 edificios están totalmente colapsados, y se cree que en seis de ellos hay personas atrapadas. Además, al menos 26 niños han perdido la vida, víctimas del derrumbamiento una escuela en el sur de la capital.

«¡Corran, corran, hay una fuga de gas!» gritaba una joven que huía dejando atrás uno de los más de cuarenta edificios que se han derrumbado en la Ciudad de México. Sembrada de edificios en ruinas, la zona centro se ha cubierto en pocos instantes de escombros y de polvo. Pemex, la empresa estatal de gas y petróleo, ha afirmado que está tomando «todas las precauciones», y ha indicado que «se han activado los protocolos de seguridad en nuestras instalaciones». Además, Protección Civil ha informado también de que hay varios incendios activos en los edificios, con gente atrapada dentro. El aeropuerto de Ciudad de México, así como todas las escuelas y universidades públicas, han suspendido su actividad.

Terremoto de 7,1 grados sacudió a los mexicanos en su tierra