Encuentran a hondureña en estado de putrefacción en un hotel de Texas

428
hondureña en hotel de Texas
La jovencita había salido de su hogar en Honduras para buscar el sueño americano

HOUSTON, TEXAS. Una hondureña fue encontrada recientemente en estado de putrefacción al interior de un hotel de Texas.

Según se reveló, la fémina tenía apenas 21 años de edad, fue identificada como Brenda Giselle Álvarez Sánchez, era originaria del departamento de Valle, en Honduras.

De acuerdo con el informe policial de Texas, la joven fue encontrada el pasado 21 de septiembre al interior de un hotel de esa localidad. Revelaron que presentaba dos impactos de bala en su cabeza; la jovencita desapareció desde hace 15 días.

La última vez que sus familiares estuvieron con ella fue cuando compartían en una fiesta, esa noche ella recibió una llamada telefónica y salió sin decir su destino. Desde esa noche no supieron de su paradero, mientras tanto se le dio parte a la Policía del lugar para su búsqueda, días después encontraron su cuerpo sin vida.Según las autoridades de Relaciones Exteriores de Honduras, este caso ya se cataloga como crimen y la Policía del condado de Harris, Texas, investiga el asesinato. Además, aseguraron que la misma se hace cargo de los gastos de repatrian del su cuerpo.

Lea también: Una joven huyo de Venezuela y termino asesinada en Colombia


 

Caso similar, ladrones asfixian a anciana hondureña en Estados Unidos 

El pasado 18 de septiembre, se reportó la muerte de una mujer de 94 años de edad. Lo anterior, luego de una violenta invasión de un ladrón a su casa.

Según las autoridades, el sospechoso ingresó a la casa por una ventana y se enfrentó a la
mujer de 94 años de edad y a otra fémina de 74 años de edad, quienes dormían en un dormitorio.

Luego asaltó físicamente a ambas mujeres y tomó propiedades de su hogar. Las mujeres fueron llevadas al hospital. La mujer de 94 años de edad, identificada como Eusevia García, de origen hondureño, fue declarada muerta en el hospital. Lo anterior, tras ser prácticamente asfixiada con una almohada. En tanto, su hija Marina García, de 74 años de edad, se recuperaba satisfactoriamente.