Honduras: otra operación del MP en contra de supuestos lavadores de activos

778
Operación Corsario
Estos allanamientos urgen de investigaciones que vienen desde 2011.

REDACCIÓN. El Ministerio Público (MP) desplegó esta mañana la Operación Corsario en las ciudades de Tegucigalpa, La Ceiba, Brus Laguna y Puerto Lempira.

Cabe resaltar que este operativo se llevó a cabo bajo la aprobación de un juez con jurisdicción nacional. En ese sentido, los fiscales llevaron a cabo varios allanamientos de morada e inspecciones en las ciudades antes mencionadas.

De igual forma, el MP aseguró nueve inmuebles, cinco sociedades mercantiles y nueve embarcaciones. Asimismo, se emitió una orden de captura de dos personas señaladas por el delito de lavado de activos.

Es preciso mencionar que en el operativo participaron agentes de la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO). Del mismo modo, elementos de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN), Fuerza Naval y Policía Militar del Orden Público (PMOP).

Operación Corsario
Dentro de la operación se capturaron a varias personas. Entre ellos, Roberto Paisano Wood,

Lea también: La Ceiba: decomisan supuesta cocaína en Operación Odiseo X

Denuncias por tráfico de drogas 

Dentro de la Operación Corsario, también se allanaron viviendas en las colonias Hato de Enmedio y Altos del Trapiche. Ambas ubicadas en la capital del país.

«La Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico recibió denuncias en fechas 20 de septiembre del año 2014 y 19 de agosto de 2019, en las cuales se hacía referencia a la existencia de una organización dedicada al tráfico de drogas que tiene su centro de operaciones en el Departamento de Gracias a Dios, sector desde el cual trasportan por vía marítima la droga que descargan desde avionetas», explica el comunicado del MP.

Ante eso, añaden que: «en relación a la persona denunciada, existían antecedentes en la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado en virtud de diligencias instruidas desde el año 2011».

Según el documento emitido en el marco de la Operación Corsario, la fiscalía tenía en su poder información de varios negocios ilegales.

«El análisis de la información financiera y patrimonial obtenida permitió establecer la existencia de bienes, negocios y actividades económicas de exportación de productos del mar que no tienen justificación legal ni económica de su origen», subraya el comunicado.