Honduras: noveno país con más gasto fiscal en Latinoamérica por crisis del covid-19

382
Foto de referencia a la carga fiscal en Honduras. Foto de internet.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Columbia, Estados Unidos, ha estado monitoreando la cantidad de recursos que los gobiernos en 168 países han invertido para enfrentar la pandemia de covid-19, y Honduras no podía faltar como uno de los primeros en Latinoamérica.

En el reportaje de la BBC, describen que existen enormes paquetes fiscales de emergencia que están inyectando dinero a la economía para mitigar los efectos de una crisis económica a nivel mundial, que auguran sea la peor desde la Gran Recesión de los años 30.

Por lo tanto, los expertos indican que el equilibrio fiscal y no incurrir en gastos fuera del presupuesto quedó en el pasado. «Es un nivel de gasto extraordinario», asegura Ceyhun Elgin, director del Programa de Master en Economía de esa universidad.

Hasta ahora, el monto total del gasto fiscal a nivel global se acerca a los US$7,2 billones, equivalente a unos US$1.152 per cápita, según Elgin.

Por lo tanto, los especialistas en temas económicos, han hecho un desglose entre las naciones latinoamericanas, y Honduras aparece en el noveno lugar, incluso sobre México.

Latinoamérica ha gastado cerca de un 2,4% del PIB

«Un paquete más grande no significa un paquete mejor», dice Ceyhun Elgin, agregando que se van a requerir otros estudios que permitan analizar en profundidad los contenidos específicos del gasto fiscal frente a la pandemia.

La región latinoamericana gastado cerca de un 2,4% del Producto Interno Bruto (PIB), el mundo ha desembolsado un 3,7%. Por lo que los países latinos presentan «un gasto menor que el promedio a nivel mundial», explica Elgin.

«En América Latina el sector informal es muy grande. Eso hace que la recaudación de impuestos sea baja y por lo tanto, el tamaño de los paquetes más reducido», apunta el economista.

El país que lidera la lista regional de mayor gasto fiscal frente a la pandemia es Perú (9% del PIB), mientras que en el otro extremo está Nicaragua, con un nivel de gasto igual a cero. Sin embargo el puesto nueve es para Honduras, un país sumergido en deudas.

Gráfico de paquetes fiscales.

La situación en Honduras, económicamente hablando, es bastante difícil de superar, es la opinión del también experto en la rama, José Luis Moncada.

«En primer lugar, estamos bastante atrasados en el tema de salud y eso ha generado mayor atraso en la reactivación de la economía; por ende, ese espacio ha generado más crisis de empleo con el cierre de empresas y otras trabajando a medio vapor», comentó.

Por otro lado, el también político, manifestó que Honduras carece de un presupuesto para manejo de crisis. Esto, aumenta el gasto fiscal.

Lo más importante es cómo se gasta el dinero, no un paquete grande

Aunque un paquete fiscal sea grande, lo más «importante es cómo se gasta el dinero, el contenido del paquete, no sólo la cantidad de dinero», enfatiza Ceyhun Elgin.

«¿En qué estás gastando el dinero?, será ¿en darle crédito a las empresas pequeñas?, ¿en rescatar a empresas grandes?. También ¿en los desempleados?, ¿en los informales?, ¿en los bancos?. Esto es muy importante», consulta el especialista.

En Honduras, a más de dos meses de haberse decretado la cuarentena por la pandemia, aún se sigue esperando los hospitales móviles, surgen contantes denuncias por falta de equipos de bioseguridad, y hoy el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) reveló que el gobierno se edeudó con L 42 millones dejó la entrega de bolsas solidarias,mismas que no han alcanzado a todos los sectores desprotegidos.

El seguimiento hecho por el equipo de Columbia incluye el gasto adicional al presupuesto aprobado por los países para este año. En ese sentido, incluye en sus datos recursos frescos y deja fuera reasignaciones dentro del mismo presupuesto.

Eso podría explicar en parte por qué en otras investigaciones sobre los paquetes económicos para enfrentar la pandemia, los valores son distintos.

Por ejemplo, un análisis hecho por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), «Política y gestión fiscal durante la pandemia y las post-pandemia en América Latina y el Caribe».

De tal forma, que al centrarse en los recursos totales anunciados por los gobiernos (incluyendo gasto directo, reasignaciones, préstamos a los bancos y otros factores), arroja que el costo de estos paquetes llega al 4,1% del PIB en Latinoamérica.

Con estos parámetros, Chile ocupa el primer lugar de la lista con un 15,1% del PIB, seguido por Perú (11,1%), y el El Salvador y Colombia con cerca de 8%.