Honduras, de las naciones más peligrosas para ser mujer, según New York Times

1061
naciones más peligrosas para ser mujer
El 41 % de las mujeres y niñas asesinadas en Honduras presentaron signos de mutilación, desfiguramiento y una crueldad que sobrepasaba lo necesario para quitarles la vida.

El periódico estadounidense, The New York Times, calificó a Honduras como una de los naciones más peligrosas para ser mujer, tomando en cuenta que en el 2018 fueron asesinadas 380 féminas y la cantidad de desaparecidas sigue en aumento.

De acuerdo al rotativo norteamericano, en países como Honduras el Gobierno prácticamente no hace nada para protegerlas. Incluso, en ocasiones, puede ser el agresor.

Una encuesta de 2015 clasificó a Honduras entre los cinco primeros países más mortíferos para las mujeres, solo debajo de El Salvador y Siria.

Según las estadísticas oficiales, el año pasado se asesinaron 380 mujeres hondureñas (ligeramente menos que en años recientes); en un país cuya población es similar a la de Nueva York. Pero nadie cree en las cifras gubernamentales. La cantidad de mujeres “desaparecidas” sigue en aumento.

A diferencia de lo que ocurre en buena parte del mundo, donde la mayoría de las mujeres asesinadas son víctimas de sus maridos, parejas o familiares, en Honduras la mitad de ellas son asesinadas por los carteles de la droga y las pandillas.

Además, la manera en que las asesinan —con disparos en la vagina, desmembradas (y las distintas partes de sus cuerpos distribuidas en diversos lugares públicos), estranguladas frente a sus hijos, desolladas vivas— han hecho que las mujeres se apresuren a huir y se dirijan a la frontera, según el informe.

Le puede interesar – OV-UNAH: 82 mujeres murieron violentamente en primeros meses del 2019

Choloma es el municipio más letal para las mujeres

El departamento de Cortés es, por mucho, el peor. Casi una de cada tres mujeres asesinadas en Honduras en 2017 murió ahí y este municipio, Choloma, tal vez sea el más letal.

Choloma tiene una población de más de 262.000 habitantes. La localidad se extiende por colinas y calles con baches a ambos lados de la autopista principal; que une el sur con el norte del país. Y se encuentra a media hora del puerto más grande de Centroamérica.

Indican que a partir de la década de los ochenta, se convirtió en un centro de parques industriales libres de impuestos donde fábricas textiles estadounidenses, canadienses y coreanas manufacturaban productos para Hanes, Fruit of the Loom, Nike y Adidas. Las mujeres llegaban a Choloma en busca de algo muy inusual en Honduras: empleos.

También es un punto por donde pasan drogas desde Colombia en su camino a Estados Unidos. La mayoría de las colonias están controladas por pandillas u organizaciones criminales, como Barrio 18, MS-13 o «La Rumba», nombrada así por una discoteca ubicada en una de las colonias más problemáticas de Choloma, López Arellano, dice el documento.

«La Rumba» paga para que se lleven la basura, se pavimente la calle principal (en parte, para que las rutas de escape sean más rápidas) y sobornó a la Policía. También asesina mujeres. Una noche, una mujer en la discoteca de «La Rumba» dijo que era buena, pero que otro club estaba mejor.

Fue encontrada sin vida la mañana siguiente: le dispararon en la boca, narra NYT.

El año pasado se reportaron 23 mujeres asesinadas en Choloma

El año pasado se reportaron 23 mujeres asesinadas en Choloma; algunos dicen que la cifra real es un tercio más. Sin embargo, la crueldad, cada vez mayor, con que asesinan a las mujeres aquí es lo que más las asusta.

Cabe señalar que en 2017, según el Observatorio de la Violencia de la Universidad  Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH) un 41 % de las mujeres y niñas asesinadas en Honduras presentaron signos de mutilación, desfiguramiento y una crueldad que sobrepasaba lo necesario para quitarles la vida.