SAN PEDRO SULA. Honduras contará con el primer hospital público a nivel nacional especializado en el cáncer. En nuestro país la mayoría de las personas que luchan contra el cáncer no cuentan con los recursos económicos para tratar su padecimiento y muchas veces pierden la batalla por esta limitación.

Sin embargo, en las últimas secciones que se llevan acabo en el Congreso Nacional se aprobó el decreto del presupuesto para manda a realizar un estudio de perfectibilidad para la construcción de un hospital público.

Proyecto

En ese sentido habrá un grupo de personas que tendrán que buscar el lugar más adecuado en el país para instalar el hospital que beneficiaría a los más pobres de la nación.

El decreto estipula que se destinarán 20 millones de lempiras para el estudio de la construcción del hospital. Asimismo, su costo, diseño y demás pormenores. Dicho decreto fue presentado por el diputado de la Unificación Democrática, Mario Noé Villafranca.

El proyecto fue aprobado por unanimidad en el Congreso Nacional.

Se informó que el hospital ya cuenta con una organización internacional que estaría financiando el proyecto mediante un préstamo. De igual forma, la organización espera los resultados del estudio para dar el visto bueno. Se tardará entre tres a cuatro meses, según se informó.

Lea también: Esta semana en Honduras: Médicos y enfermeras anuncian paro de labores

“Ya tenemos dos cartas de intención, una de ellas es del Banco Central de Europa; el cual estaría apoyando con aproximadamente 100 millones de euros. El costo de estos hospitales depende del número de camas que se estipulen, para este hablamos de alrededor de 100 camas a un monto de alrededor de 400 mil lempiras por cama. El proyecto estaría constando aproximadamente 40 millones de dólares”, afirmó Villafranca.

Por otra parte el diputado de la bancada de LIBRE, Jari Dixon, informó que era necesario que se dijera si el hospital será público o privado. Asimismo, que se deje en claro la procedencia económica de dicho hospital.

Por su parte, el doctor Villafranca expresó: “con tanta persona que requiere de una quimioterapia en Honduras, la que viene costando más de 60 mil lempiras, los costos se le hacen inalcanzables a las personas. Por tal razón es imprescindible que este hospital sea público”.