Honduras: Entran en función los Tribunales Antiextorsión

Los Tribunales Antiextorsión tendrán su sede en las tres principales ciudades del país: Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba.

0
1018
Tribunales Antiextorsión
Los Tribunales Antiextorsión tendrán su sede en las tres principales ciudadaes del país, Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba.

TEGUCIGALPA, Honduras. – Autoridades de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), inauguraron este lunes los Tribunales Antiextorsión, mismos que tendrán competencia territorial nacional y funcionarán mediante tres sedes que abarcarán en su conjunto todo el territorio nacional.

En ese sentido, el presidente de la CSJ, Rolando Argueta, dijo que el Circuito Jurisdiccional en materia de Extorsión estará compuesto por Juzgados de Letras, Corte de Apelaciones y Tribunal de Sentencia.

Para la conformación de estos órganos jurisdiccionales, se realizó un trabajo de selección. Igual que el desarrollado en la conformación de los tribunales en materia de corrupción.

Asimismo, las máximas autoridades del Poder Judicial, detallaron que se aplicó el protocolo de selección. Este, permitió la escogencia de las y los mejores profesionales. De acuerdo a su idoneidad y meritocracia, desempeñarán los diferentes cargos en el circuito jurisdiccional en materia de Extorsión.

Cabe mencionar que la CSJ creó el Tribunal de Sentencia en materia de Extorsión el 3 de mayo del año pasado. Esto, bajo el acuerdo número 02-2016.

Los mismos tribunales tendrán sus sedes en las tres principales ciudades del país, Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba.

Estos juzgados tendrán la tarea exclusiva de brindar atención a las denuncias relacionadas con el delito de extorsión.

Rolando Argueta, presidente de la Corte Suprema de Justicia.

“Son 30 los funcionarios que empezarán a trabajar en estos Tribunales Antiextorsión. Todos pasaron por un filtro para elegir a los más idóneos”, manifestó Argueta.

Finalmente, aseguró que los jueces de esta sala de la CSJ actuarán con plena independencia al momento de impartir la justicia.

Lea también: Extorsión en Tegucigalpa obliga a cerrar negocios y a desplazarse

 “Prueba de fuego”

La reforma define los delitos de extorsión y del chantaje, estableciendo una pena de 15 a 20 años por el primero; y, de 6 a 12 años de prisión por el segundo.

En exclusiva a Diario Tiempo Digital, días atrás, Edmundo Orellana habló sobre la prueba de fuego que tendrán los nuevos juzgados especializados.

La prueba será la investigación del descalabro financiero perpetrado al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

“Estos tribunales se pondrán aprueba con un caso y es el financiamiento con fondos del seguro social al Partido Nacional a la campaña del actual presidente”, advirtió.

Recordó que “ese caso no ha sido judicializado y ese caso necesariamente tiene que ser conocido por esos juzgados”. Se preguntó si los nuevos jueces “van a condenar, van ellos a actuar en esos casos”.

Sin embargo, aclaró que no pueden partir de la premisa que los jueces no van a actuar. Pero “esa será su prueba de fuego”.

Y comentó que es en estos casos donde se invoca la independencia judicial, “porque tradicionalmente y en este gobierno se ha visto que la independencia judicial se esfumó, no existe”, cerró.