Honduras: Culpable mujer por ser cómplice en homicidio

491

TEGUCIGALPA- La joven Paola Michel Mendoza Ochoa (30) fue declarada culpable como cómplice del homicidio de Erick Ariel Avilés Maradiaga (20), hecho violento que se produjo el pasado 11 de mayo de 2014 en la colonia Guillén, calle ocho en horas de la madrugada.

La Fiscalía probó la participación de la mujer como cómplice en la muerte del joven, cuando testigos afirmaron en el juicio que Avilés caminaba en el referido sector cuando le salieron Brayan López Garay y su esposa, Paola Michel, quien le dijo a su marido: “este es de la Divina Providencia, mátalo”.

López Garay sacó un machete y le infirió  cuatro heridas de gravedad al muchacho, una de ellas en el cuello y pese a que vecinos intentaron salvarle la vida llevándolo al Hospital Escuela este falleció.

López Garay sigue prófugo y Mendoza Ochoa fue detenida el 2 de julio de 2014, quien por complicidad de homicidio tendría una pena de 10 a 13 años y cuatro meses de reclusión.

Por otra parte, un juez con jurisdicción nacional declaró culpables por asesinar a un menor de 15 años a los integrantes de la banda de «Los Cheles», que cometieron el crimen en 2013 en la capitalina colonia Canaán y podrían recibir una pena entre 20 a 30 años de prisión.

La Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV) acusó por esa muerte a Josué Benjamín Lagos, alias «J»; Germán Almendares Vásquez, «El Chino»; Erick Ávila López, «El Erick»; y Denis Lagos Rodríguez, «El Goydo».