Hospital Escuela: Casos de epilepsia son el 50 % de las consultas neurológicas

414
consultas neurológicas honduras
En Honduras, unas 200 mil personas padecen este trastorno.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Los casos de epilepsia en Honduras son más comunes de lo que los hondureños creen, tanto así que, representan el 50 % de las consultas neurológicas del Hospital Escuela (HE).

«En nuestro país no hay datos oficiales sobre la cantidad de personas que conviven con la enfermedad, pero cifras aproximadas revelan que unas 200 mil personas son epilépticas», expresó Harlis Estrada, neurólogo de este centro asistencial.

Además, indicó que el número de consultas para tratar la epilepsia se asemejan a las realizadas por cefaleas. Pero, el problema más grave es que no toda la población acude a recibir la atención médica adecuada.

«Es una de las enfermedades muy comunes dentro de la población y, eso hay que tenerlo muy presente. Lo peor es que al menos un 60 % de todas esas personas no llevan un tratamiento adecuado», subrayó.

Lea además: Importantes actividades físicas que «abuelitos» pueden practicar en casa

Síntomas

De acuerdo al experto en Neurología, existen tres síntomas muy importantes que sirven para diagnosticar si una persona sufre o no de epilepsia; entre ellos:

  • Movimientos involuntarios (en una parte del cuerpo o todo) y convulsiones
  • Alteración de la conciencia, impidiendo que se relacione con las personas que lo rodean
  • Alteraciones extrañas que solo la persona que lo padece puede corroborar.

Asimismo, destacó que «la epilepsia es una enfermedad que puede aparecer a cualquier edad. Pero los grupos que tienen mayor predisposición, son los niños menores de un año y los adultos mayores de 60 años de edad».

En algunos casos, la predisposición se debe a factores genéticos; no obstante, la mayoría no llegan a representar problemas serios. «Este factor marca epilepsias benignas en la mayoría de los casos», aseveró el especialista.

Finalmente, Estrada recomendó a la población buscar la atención médica necesaria, para hacer evaluaciones periódicas y mantener bajo control la enfermedad.

Puesto que la interrupción abrupta del tratamiento puede causar «consecuencias nefastas para el paciente», sobre todo, si se trata de niños.


Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn