29.5 C
San Pedro Sula
lunes, diciembre 5, 2022

Homilía: “No hay peor pobreza que una vida sin sentido”

Debes leer

Tegucigalpa, Honduras. En la homilía dominical de este día, el cardenal Óscar Andrés Rodríguez, se pronunció sobre como la ambición ha perjudicado a la sociedad.

El religioso dijo que en la actualidad, muchas personas solo piensan en tener cosas materiales y conseguir más dinero, lo que expresó, solo los aleja de la presencia del padre celestial.

Señaló que hoy en día, la ambición solo ha contribuido a que existan desigualdades sociales en todo el mundo.

“Corrupción económica”

El Cardenal mencionó que es lamentable que la gente por su deseo de adquirir grandes cantidades de dinero, es capaz de lastimar a terceros.

“Así es la situación del mundo actual. Aquellos envueltos en lujos despilfarran y montan toda cantidad de placeres”, argumentó.

Manifestó que en la sociedad no solo hay personas contaminadas por la “corrupción económica”, pues también hay seres humanos catalogados como mendigos, los cuales padecen de hambre y miseria.

Honduras homilía
El Cardenal habló sobre la pobreza y el deseo desenfrenado por lo material.

Como un ejemplo, el Cardenal citó varios lugares donde la pobreza reina, como ser Haití, Venezuela, Nicaragua, Honduras, entre otros.

Óscar Andrés Rodríguez dijo que en el país existen miles de personas que son presas de la pobreza.

Asimismo, expuso que es algo triste lo que sucede con muchas familias que han perdido sus casas por culpa de las inundaciones, que han dejado las lluvias en Honduras.

El líder de la Iglesia católica aseveró que, el 80 % de las riquezas que hay en el mundo, están en manos de solo un 10 % de la población.

Honduras homilía
Muchas personas asistieron a la homilía de este domingo.

“Muchos ricos creen tenerlo todo, pero en realidad carecen de lo esencial, porque no hay peor pobreza que una vida sin sentido”, expresó.

De igual interés: Homilía dominical | Cardenal pide ayudar a los afectados en colonia Guillén

La muerte  

El religioso explicó que ni todo el dinero del mundo puede detener la muerte, eso es algo que le llega tarde o temprano a los ricos y a los pobres.

Puntualizó que tener una constante comunicación con Dios es muy importante, solo a través de ello, se puede garantizar la felicidad y la vida eterna.

El Cardenal advirtió que no es lo correcto vivir ansiando cosas materiales, pues al final lo único que se consigue siguiendo ese camino, es la soledad y el vacío espiritual.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido