29.6 C
San Pedro Sula
martes, julio 23, 2024

Homilía | Jesús ve lo bueno de nosotros pese a las fragilidades

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un llamado a los hondureños a no aprovecharse de los demás y a mantener la palabra de Dios en sus hogares, hizo este domingo el obispo auxiliar de la Iglesia católica, monseñor Teodoro Gómez, durante la homilía que se realiza cada domingo en la Basílica de Suyapa de Tegucigalpa.

«El hoy de Dios, es la oportunidad que ofrece a cada instante de vivir, crecer y avanzar en nuestra vida. Jesús dice: hoy tengo que alojarme en tu casa. Hoy y no mañana», inició diciendo el religioso.

Homilía de este día
La homilía se lleva a cabo todos los domingos en la basílica de Suyapa.

En ese sentido, señaló que muchas son las personas que se aprovechan de los demás en nuestro país.

“No podemos seguir con las mismas prácticas, todos necesitamos de todos, por muy humilde que sea la persona”, manifestó.

De igual forma, agregó que «Jesús apuesta por las posibilidades de todo ser humano aún no descubiertas por sí mismo. Jesús apuesta por lo mejor que hay en cada ser humano, aunque nosotros siempre tenemos la tendencia a ver lo peor y a ver también en nosotros lo peor. Jesús, sin embargo, ve lo bueno de nosotros, ve nuestro corazón. Jesús viene para cada uno de nosotros, a pesar de nuestras fragilidades», aseguró.

Lea también: Homilía | Cardenal pide que la humildad reine en las personas

Relación personal

En ese orden de ideas enfatizó que Jesús desea establecer una relación personal con cada uno de nosotros. «La ‘casa’ es nuestro interior», aseveró.

De acuerdo con el obispo auxiliar, las personas no deben olvidar que la alegría y el gozo son frutos de una auténtica relación con Dios. «El Evangelio es un mensaje de felicidad y de alegría», añadió.

Feligreses
Como cada domingo decenas de feligreses asistieron a escuchar «la palabra de Dios».

Ante esa situación, consultó: ¿Nos llenamos de alegría al recibir a Jesús, que viene siempre a nuestra casa?

El obispo indicó que solo las personas que tienen a Dios presente no se aprovecharán de los demás.

Igualmente, añadió que Dios dice «hoy tengo que alojarme en tu casa, no se puede esperar a la siguiente semana, al otro mes o el otro año».

De esa forma, hizo un llamado a la población hondureña a mantener la palabra de Dios en sus hogares.

«La alegría y el gozo son frutos de una auténtica relación con Dios. El Evangelio es un mensaje de felicidad y de alegría», acentuó.

«La amistad y la comunión con Jesús le hacen feliz, alegre y abierto como las puertas de su casa. Jesús llama también a la puerta de nuestra libertad y pide que le acojamos como amigo. Que podamos acogerle en nuestro corazón y decirle: Señor, concédenos la alegría que experimentó Zaqueo al acogerte en su casa. ¡Ven a mi casa!», precisó.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido