21.7 C
San Pedro Sula
jueves, enero 27, 2022

En homilía: “Vivimos en paz con Dios o la serpiente del odio sigue dañando”

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El cardenal Óscar Andrés Rodríguez cuestionó este domingo durante la homilía celebrada en la catedral metropolitana San Miguel Arcángel de esta capital, que Honduras continúa siendo mordida por la serpiente venenosa del odio.

En este cuarto domingo de la cuaresma, el purpurado criticó que algunos caminan como enemigos de la cruz de Cristo. “El evangelio de hoy nos invita a levantar la mirada hacia Jesús crucificado y resucitado. Él nos ofrece vida plena para todos”.

Consultó que si estamos conscientes hoy de que el veneno de la serpiente no se ha terminado, podemos decir que en Honduras vivimos reconciliados. “Vivimos en paz con Dios o la serpiente del odio sigue metida, sigue haciendo daño. Andamos mordidos por muchas serpientes como los israelitas en el desierto. Mordidos por la serpiente de la ambición, del poder, mordidos por la serpiente del ansia de ganar dinero. A cualquier costo, mordidos por la serpiente de un sistema económico injusto que genera tanta violenta, tanta injusticia social”, planteó.

Reiteró que seguimos mordidos por la serpiente de un vacío existencial por la pérdida del sentido de la vida. Mordidos por la serpiente de la calumnia, de la difamación, del insulto.

“Tantas personas hoy viven pendientes del internet o de esos mensajes ofensivos, calumniosos, insultantes, riéndose como si eso fuera construir una patria mejor. Eso es embotarse con el veneno que les va dejando vacío el corazón”, consideró.

“Ya no se aman, se odian, ya no se considera a las demás personas que pueden pensar diferente. Ya son enemigos que hay que destruir y eso es totalmente contrario al evangelio”, añadió.

Lea: Confraternidad Evangélica no respalda ley sobre alquiler de vientres 

Cuestionamientos

El líder religioso también cuestionó una cuaresma de personas que dicen que van a ir a celebrar muy festivos a las playas. “Es una Semana Santa vacía, es el fracaso de Cristo para esas personas. El verdadero cristiano tiene que perdonar hasta 70 veces siete como decirle para siempre.

Acotó que si en el corazón de un cristiano no hay perdón, no habrá reconciliación. “Si no hay reconciliación nunca habrá paz interior, ni Cristo va a reinar en sus corazones. Cuando Cristo no reina en los corazones, lo que reina es el pecado y la maldad. Entonces si Honduras sigue mordida por la serpiente del odio, Honduras no es de Cristo. Honduras es del mal y tenemos que vencer el mal, no devolviendo mal por mal sino devolviendo bien por mal”.

Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Hoy en Cronómetro