Homilía: «El cristiano está llamado a ser hermano y hermana»

142
Homilía
El cardenal Rodríguez en la homilía de la misa celebrada este domingo, llamó a ser mejores hermanos en la comunidad.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. «Si tu hermano peca, repréndelo a solas», «si te hace caso, habrás salvado a tu hermano», fueron las palabras del Cardenal Óscar Andrés Rodríguez en la homilía de la misa celebrada este domingo en la basílica de Suyapa.

En ese sentido, señaló que estas palabras estaban destinadas a la primera comunidad cristiana, en la que existían tantos problemas de convivencia. Comparándolos con los que se viven hoy, en nuestra actualidad.

Su disertación estaba orientada al evangelio del día, el libro de San Mateo, en su capítulo 18, de los versículos 15 al 20. En el que además se invita a ser buenos hermanos en la comunidad.

Evangelio según San Mateo

Este evangelio relata el reflejo de una comunidad con la cual tenía relación San Mateo. Eran prácticas que se llevaban a cabo en la sinagoga, dijo Rodríguez al inicio de la homilía.

El Cardenal, además mencionó que este evangelio es muy relevante a la «preocupación por la vida interna de la comunidad». Esto, porque los conflictos pueden surgir en cualquier momento, pero que lo importante es estar preparados para estos como hermanos.

El religioso mencionó que son tantos los factores que constantemente deterioran las relaciones, ya sean de familia, entre compañeros de trabajo, en la vida de pareja y en la vida de comunidad.

Añadió que la comunicación «queda bloqueada», sobretodo cuando nos parece que el otro ha actuado de una manera injusta y nos sentimos «heridos». Destacó que la cualidad esencial entre los miembros de una comunidad ha sido tal y como la ha querido Jesús y es «la de vivir como hermanos».

Para reprender al hermano

Asimismo, el cardenal sostuvo que al hermano «hay que reprenderlo a solas» y que debemos admitir que no siempre existe la lealtad de hablar primero con»el propio interesado» y preferimos salir al escándalo.

Este tipo de agresiones se difunden «por los medios de comunicación» y las «redes sociales», las cuales en vez de asociar «disocian».

Resaltó en su homilía, que se prefiere tantas veces acudir a las «críticas inútiles y perjudiciales» para el hermano. Además de sembrar «sospechas» y hacer «descalificaciones» en vez de hablar cara a cara con él.

Por eso, el evangelio de San Mateo orienta a tomar una postura positiva, dirigida a salvar la «relación con el hermano, con la hermana», agregó Rodríguez.

Igulmente, señaló que sin duda las comunidades concretas no son siempre como quisiéramos. Siempre existen dificultades personales, de relación, la experiencia nos dice que las relaciones humanas no son «fáciles» en ningún sector de la vida ,en la iglesia ni en la pequeña comunidad.

Lea también: FOSDEH: «Honduras no está lista para avanzar en reapertura económica; sería un irrespeto»

«Si te hace caso, has salvado a tu hermano»

El cardenal Rodríguez, resaltó que no se trata simplemente de corregir «echándole en cara sus defectos», tampoco demostrandole «que no tiene la razón»; sino «salvar al hermano» y mencionó que «cuanto bien hace la crítica de un amigo».

Asimismo, dijo que necesitamos que las personas amen de verdad y que puedan cuestionar cuando viven desorientados en nuestra vida.

«El señor Jesús nos pone a actuar con paciencia y con amor», acercándonos de manera personal y amistosa a quien está actuando de manera equivocada. Y así no dejar nuestra responsabilidad de establecer las relaciones.

Además, mencionó que Jesús ha venido a inaugurar un nuevo tipo de «relaciones personales». Estas, basadas en la verdad y en el amor, donde se pueda vivir en libertad y cercanía. Hechas con amabilidad, comprensión, de continuo desbloqueo, no quedándonos atrapados en malestares que cierras y distancian a los demás.

Invitó a la comunidad que hoy es el día de cumplir este encargo, de corregir fraternalmente lo que hace falta en nuestra comunidad.

Mes de la migración

Septiembre es el mes donde se recuerda la migración, y la iglesia católica realiza una serie de actividades religiosas para pedir por estos compatriotas en otras naciones.

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez, al final de la homilía mencionó que hoy domingo se estaba concluyendo con la semana de oración y actividades por los migrantes e inmigrantes.

Indicó que esto «es un fenómeno humano» y que es un problema actual muy importante. En la actualidad el mundo quiere dar la espalda a esta realidad que tampoco es «algo que estorbe», al contrario, la segunda lectura menciona que «no tengan más deuda con nada como el amor fraterno», comentó el Rodríguez.