30.6 C
San Pedro Sula
martes, octubre 4, 2022

Homilía: “La solidaridad no se trata de hacer cosas grandes”

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Durante la homilía celebrada este domingo 19 de diciembre en la Basílica de Suyapa, presidida por el obispo auxiliar monseñor Teodoro Gómez, se habló sobre la solidaridad en estos tiempos.

“En María se nos manifiesta lo que es la verdadera solidaridad humana. Lo que no se queda en puro sentimientos de lástima, sino en lo que se hace acción”, manifestó el obispo.

En la lectura de este día, el obispo aseguró que los humanos deben cuestionar cómo ponerse al servicio de los demás cuando están ocupados y agobiados.

“No se trata de hacer acciones grandes, quizá sencillamente ofrecer nuestro apoyo a esa persona hundida en la soledad o en la depresión. Tener paciencia con ese anciano que busca ser escuchado por alguien. Escuchar a ese hijo que quizá está pasando serías dificultades”, puntualizó.

El obispo auxiliar recuerda que los humanos pueden ser potadores de vida, alegría, consuelo y esperanza, no solo en esta fecha, sino que siempre.

Al mismo tiempo, se cuestionó que los hombres y mujeres pasan mucho tiempo encerrados en nuestro mundo, en lo que sucede en “nuestro pequeño grande bienestar“. Además, dijo que los humanos están acomodados en una zona de confort que son indiferentes con lo que sucede a los demás.

El obispo dio la palabra de hoy.

Lea además: Obispos piden a autoridades electas respetar la vida y la familia

La felicidad está en la fe

“Bienaventurada la que ha creído. De verdad que María es feliz, dichosa, porque ha creído”, agregó.

El obispo citó al filosofo Pascal, quien aseguró que nadie es tan feliz como un cristiano autentico. No obstante, se preguntó quienes creen esto de verdad.

“La inmensa mayoría piensa más bien que la fe poco tiene que ver con la felicidad. Lo que Jesús ofrece es un camino por el que podemos descubrir una alegría verdadera, que puede transformar desde ahora nuestra vida”, dijo

Sin embargo, enfatizó que para lograrlo es necesario ser la experiencia de Dios, sentir que de verdad nos ama, nos ofrece su perdón y nos permite comenzar una vida nueva.

Explicó que esto se ve reflejado en la Biblia con algunos personajes que se encontraron con Dios y su vida cambió a partir de ese momento.

“Feliz también hoy el que cree en el fondo de su corazón y se confía a Él a pesar de todo”, expuso.

Para concluir, el obispo recordó que Dios siempre está presente para ofreceremos paz, alegría y fortaleza, sobre todo en los momentos de desánimo y de debilidad.

A la homilía de este día legaron varios hondureños en busca de la palabra del señor.

Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido