Homilía: arzobispo celebra 50 años de trayectoria en la Iglesia Católica

136
arzobispo
"Hace 50 años en la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús en Guatemala fui ordenado junto a cinco compañeros", dijo Rodríguez.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, celebró el evangelio junto a la feligresía de la Iglesia Católica y compartió su trayectoria de 50 años con la enseñanza que los verdaderos cristianos eligen a Jesús como valor absoluto de la vida.

El evangelio de este día nos confronta como valor absoluto, como fundamento y referencia permanente de nuestra vida. «Jesús es para mí el valor absoluto de la vida, el señor de mi vida, he elegido a Jesús, él me eligió a mí como lo más importante a los largo de estos 50 años» de trayectoria dentro de la Iglesia, manifestó.

La vida nos ofrece muchos caminos para seguir, pero un cristiano elige a Jesús le da su adición, le sigue y de esa forma logra ser libre hasta de sí mismo. El camino a la liberación pasa desde el encuentro con Jesús y por su seguimiento.

El don precioso de la hospitalidad está dentro de las escrituras que el arzobispo leyó a los feligreses en la Basílica de Suyapa. «Aquella señora movida por el amor decide hospedar al profeta y el señor Jesús lo menciona después en el evangelio», resaltó.

Lea también: HOMILÍA: Estigmatizar a los enfermos no es de cristianos

Arzobispo agradece apoyo durante su trayectoria

«El que me recibe a mí, recibe al que me ha enviado. Hace 50 años en la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús en Guatemala fui ordenado junto a cinco compañeros, tres más salesianos y dos de la congregación de la misión. De ellos, hay dos que ya está en la casa del padre, el padre Séptimo Ronzoni que sirvió aquí en el Instituto San Miguel y falleció hace un año», contó.

Otro de aquellos compañeros, el padre Vicente Ramos, un salesiano español falleció en España. El padre Miguel Witsin de México está actualmente en Ciudad de México. Asimismo, recordó al Muncio, quién les transmitió la sucesión ministerial.

Su excelencia monseñor Ramón Brillone, también goza de Dios, recordó. «Todos los que a lo largo de estos 50 años han servido, como esa familia que recibió al profeta Eliseo. Cuanto bien he recibido de tantas familias, hermanos, amigos que reciben a cristo».

El arzobispo agradeció a todas las personas vivas y difuntas que lo ayudaron en estos 50 años. Dio gracias a sus padres Andrés y Raquel, a sus padres espirituales y madres religiosas de otras comunidades «que recibieron a este humilde sacerdote».


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre la #COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo