Hombre inicia balacera al interior del Hospital Escuela y termina suicidándose

1478
Hospital Escuela
El cuerpo sin vida del joven aún no ha sido identificado.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. En horas de la madrugada de hoy, un sujeto protagonizó una balacera en el interior del Hospital Escuela, segundos más tarde se suicidó.

En el incidente resultó herido Gerson Adonis Rosales quien recibió al menos cuatro impactos de bala.

Minutos más tardes el sujeto tomó la fatal desición de suicidarse y con la misma arma que inició la balacera se disparó en un pasillo del citado centro asistencial.

Lea también: Hombre en Siguatepeque murió tras ser asaltado, no por acostarse con la mujer de su hermano

Versión de testigos

De acuerdo a la versión de un testigo, el sujeto estaba aparentemente drogado, y en ese estado inició una discusión con el personal de seguridad.

Lo anterior, luego de que este recibiera la negativa para ingresar a otra sala del Hospital Escuela.

Según trascendió, la intención del ahora fallecido era quitarle la vida a una fémina quien había ingresado a dicho centro al rededor de las 3:00 de la madrugada. Cuya causa de ingreso fue provocada por el suicida, según se informó.

Un testigo que presenció la escena indicó que él estaba frente a un portón de ingreso y a su costado estaba el sujeto, hasta ahora desconocido.

«Nosotros estábamos cerca de la puerta esperando que nos dejaran entrar y él estaba ahí con nosotros. Solo nos alejamos un momento y él comenzó a disparar», expresó.

Asimismo, relató que en la balacera resultó herido otro joven de 25 años aproximadamente. Se trataba de un familiar de la fémina que esta interna en el mayor centro asistencial.

En ese mismo sentido, el testigo ocular apuntó que el personal de seguridad se escondió cuando surgió el ataque. Mientras que las personas que estaba en el lugar se tiraron al suelo invadido por el temor.

Vídeo

El arma homicida quedó tirada en uno de los pasillos del Hospital Escuela.

Las cámaras de seguridad en el Hospital Escuela captaron el momento en que el joven se disparó en la cabeza.

Las imágenes muestran al sujeto pasearse por un pasillo cercano a la sala de rayos X; así también se puede observar que la carencia de personal de seguridad en esa zona.

Vistiendo un pantalón tipo jean y una camisa formal manga larga caminaba aparentemente desorientado el ahora occiso.

Además, se observa que portaba un arma en su mano, misma que utilizó para inferirse un disparo certero.

El joven no portaba papeles, por lo que su cuerpo continua en la morgue capitalina sin ser identificado.