Cae hombre que mató a dueña de pulpería por no venderle cerveza

604
El ciudadano atacó a puñaladas a la señora porque no le quiso vender una cerveza.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La Policía Nacional detuvo la tarde de este jueves a un hombre que supuestamente mató a puñaladas a la dueña de una pulpería en la Colonia San Francisco de Tegucigalpa, excusándose en que la señora no le vendió una cerveza.

En ese sentido, el supuesto homicida está identificado como Gerson Ariel Coello, de 35 años. De acuerdo al reporte policial, este individuo es acusado por la muerte de la señora de 60 años.

La víctima, dueña de la pulpería donde ocurrió el hecho, está identificada como Ramona Margarita Velázquez. Cabe indicar que en el lamentable hecho también resultó herida una menor de edad, nieta de la ahora occisa.

Ella está identificada como Katherine Suyen Andino de 12 años. Según se conoció, la señora murió de varias puñaladas que le infirió el hombre.

Asimismo, se estableció que el victimario estuvo ingiriendo bebidas alcohólicas desde anteayer. El subcomisionado Nahúm Núñez, de la posta de Belén, explicó que el hombre le quitó la vida a la señora por una cerveza.

Se supo que la señora era dueña de una pulpería en donde vendía bebidas alcohólicas. Hasta el lugar llegó el hombre y solicitó una cerveza. Sin embargo, la señora de la tercera edad en cumplimiento a Ley Municipal se negó a dársela.

La normativa establece que a partir de las 06:00 p.m. es la hora estipulada para vender bebidas embriagantes. La negación de la señora provocó que el ebrio se enojara y atacara a puñaladas a la pobre indefensa.

El hombre ya está en custodia del Ministerio Público para que se le instruya el proceso penal correspondiente.

Le puede interesar: Caen tres integrantes de banda “El Chele” por asalto a camión repartidor

El triste final de hondureña transgénero en custodia de EUA

El viaje que Roxana Hernández emprendió el pasado 25 de marzo en el sur de México, llegó hace unos días a un triste final.

Esta mujer transgénero de 33 años de edad, originaria de Honduras, murió el pasado viernes. Esto, mientras estaba bajo custodia del servicio estadounidense de inmigración y aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) en Nuevo México.

Hernández era una de las integrantes de la caravana de refugiados que a finales de abril llegó al puesto fronterizo entre Tijuana y San Diego. Lo anterior, con la intención de solicitar asilo en Estados Unidos.