HISTORIA HUMANA – Roger Murillo: La Parálisis Cerebral no fue impedimento, ahora es psicólogo

192
Roger Murillo
Los comentarios negativos de la gente lo ayudan a alimentar su entusiasmo por querer salir adelante.

El 28 de junio de 1983, previo a los seis meses de gestación, nació Roger Murillo Amador con un diagnóstico que cambiaría el rumbo de su vida y el de su familia.

Luego de que su madre  lo diera a luz, estuvo 37 días en una incubadora. Roger era demasiado pequeño y los médicos se mostraban escépticos sobre alguna probabilidad de que continuara con vida.

La alimentación que recibía era a través de un gotero porque su boca era diminuta en comparación al tamaño del pezón de su madre; lo que indicaba un impedimento para que lograra ser amamantado de forma normal.

Sin embargo, Roger respondió favorablemente a los cuidados que se le dieron en el centro asistencial y al cabo de semanas pudo ganar peso y logró respirar por sí mismo.

Además, su recuperación se la debe al “Padre Celestial”, ya que gracias a él, “pude superar ese episodio de mi vida”, dijo Murillo a Diario TEMPO Digital.

Lea también: HISTORIA HUMANA – Andrea Iraheta: “Mi sueño es poder vivir sin las limitaciones que se nos impone”

El diagnóstico

Pese a que semanas posteriores a su nacimiento fue dado de alta, los médicos le advirtieron a Baudilia Gumercinda Amador Rodríguez, madre del joven promesa, que no lo expusiera al aire libre.

Al parecer sus pulmones no estaban desarrollados en su totalidad; por ende, estaba expuesto a contraer una enfermedad respiratoria que podía ser fatal por su condición.

Los años pasaron y doña Gumercinda fue notando que el cuerpo de su pequeño no respondía y que su postura no era la misma que la de cualquier otro niño. Preocupada por Roger, decidió llevarlo nuevamente a un centro hospitalario.

A la edad de siete meses fue diagnosticado con Parálisis Cerebral Infantil.

Dicha condición lo llevó a mantenerse en tratamiento hasta que tenía ocho años de edad; acto seguido fue remitido al Programa de Rehabilitación de Parálisis Cerebral (PREPACE).

Actualmente, con 35 años de edad, Roger es portador de una disfunción motora tipo Parálisis Cerebral Infantil sub tipo Triplejia Espástica izquierdo.

De acuerdo al último diagnóstico que recibió en 2011, Roger tiene deformidades en su miembro inferior con una contractura bilateral. Además deformidad en el pie izquierdo con acortamiento de la columna lateral y pie derecho equinovaro severo.

Sumado a ello, presenta dislocación en su cadera, lo que le impide mantener una postura recta y reduce su movilidad motora.

Profesional de la Psicología

Para Roger Murillo, su condición no representó un obstáculo para poder realizarse profesionalmente. Gracias al apoyo de su hermano mayor, pudo ingresar a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

En la máxima casa de estudios culminó su carrera profesional y obtuvo el título de Licenciado en Psicología.

“Me incliné por la carrera de Psicología porque siempre me ha gustado ayudar a las demás personas y este conocimiento que iba ir adquiriendo en esta carrera me iba a llevar a aportar un granito de arena a la sociedad”, expresó Roger.

Las ganas de superarse llevaron a este joven a subir a diario cuatro pisos con su cadera dislocada. Todo ello para poder recibir el pan del saber. “Lo único que deseaba era lograr obtener un título universitario, hasta que logré titularme en la Licenciatura de Psicología”.

Necesita una costosa operación

Este joven luchador reside en la colonia Travesía, sector Elvir de Comayagüela, y para poder trasladarse debe subir y bajar 120 gradas para tomar el transporte.

Sin embargo, Roger asegura que su perseverancia no le permite estar sumido en la depresión. Por lo que cada día intenta hacer algo nuevo para contribuir con la sociedad.

A su vez asegura que en esta sociedad no le han permitido obtener un empleo estable, debido a su condición. Pero él no se rindió y empezó a ofrecer sus servicios a domicilio. Hoy en día, brinda terapia psicológica a quienes lo contacten en redes sociales o a su teléfono.

El sueño de Roger es operarse para tener una mejor calidad de vida. Pero el alto costo de la cirugía le impiden someterse. Según relató Murillo, el costo alcanza los L. 500,000.00, cifra que no ha podido recaudar.

Este es uno de los casos de jóvenes que quieren salir adelante y desean hacer un aporte. Si usted desea apoyar a Roger, puedo hacerlo contactándolo a través de su red social Facebook, en donde aparece como Roger Alexis Murillo.