Marlon Ávila, es un músico hondureño que compuso el tema de la película «Cipotes» basada en el libro del mismo nombre, escrito por Ramón Amaya Amador.

El compositor de 26 años se inspira en músicos cristianos, como Jesús Adrián Romero, a quien admira desde que era un niño. Inició a cantar desde pequeño, desde que visitaba la iglesia, más o menos a los 14 años empezó a interesarse más en la música.

«A los 14 despertó mi deseo por la música fervientemente, fui a un concierto de Jesús Adrián Romero, mi papá me llevó como regalo de cumpleaños. Me dijo: ‘vamos a ir al concierto de Jesús Adrián Romero’. En la música es en quien me he inspirado», relató Marlon Ávila.

Cuando asistió al concierto de Romero quedó con una sensación única, llamándole la atención su forma de ministrar. Ese día, Ávila le pidió a Dios que le diera la oportunidad de componer. «Yo le dije, señor quiero aprender a cantar y aprender a tocar un instrumento así como Jesús Adrián Romero».

En la iglesia inició a tocar la guitarra y escribir algunas canciones, descubrió que tenía esa facilidad para expresarse con la música. Simplemente, prefería escribir sus propias canciones que estar repitiendo música de otros cantantes.

«Esta es una pasión bastante personal, inicié a refugiarme bastante en esto, seguí componiendo música desde adolescente. Luego, ingresé en 2009 al Conservatorio Nacional de Música, empecé tocando el piano clásico. Por lo cual tuve una formación académica en cuanto a la música», manifestó.

Lea también: HISTORIA HUMANA| Evelyn Ochoa, la emprendedora que impulsa a decenas de artesanas

Marlon Ávila y su mensaje musical

El deseo de expresarse a través de las letras de sus canciones empezó a tomar más auge cuando se dio cuenta que esta es una vía para llevar un mensaje y «tocar conciencias». La música no solo habla de amor, también su mensaje es más fuerte al transmitir una critica sobre lo que ocurre en nuestro país.

«La música hasta la fecha me ha servido como un mensaje y una forma de alzar mi voz, para compartir con mis amigos, con las personas que logran escucharme», contó.

A causa de la inestabilidad política, social y económica producto del Golpe de Estado, los padres de Ávila tomaron a decisión de inscribirlo en un colegio normal, o sea, fuera de la música.

Sin embargo, cuando uno ama algo eso nunca lo abandona a pesar de lo que vea. Así, siguió su camino siempre con la música, pero ingresó a la universidad para estudiar pedagogía. Años después, logró graduarse y ejercer la profesión por un tiempo tras culminar dicha carrera.

«Sí, tuve que desconectarme un poco de la música, en ese tiempo lo hacía solo en mi casa pero no podía dedicarme de lleno en la música porque estaba enfocado en terminar la universidad. Ademas, desde los 17 ya tenía mis dos niños, con muchas responsabilidades al cuidar de ellos y cursar la universidad», dijo Ávila.

«Cipotes»

Ahora, Marlon Ávila está de nuevo enfocado en producir más canciones para poder lanzar un álbum más adelante. Al igual, enfocado en realizar obras musicales para lanzar al público.

«Logramos sacar el soundtrack para una película, ‘Cipotes’, la película adaptada el libro de Ramón Amaya Amador. Eso fue algo muy grato, ya que el escrito es el mas ilustre solo después de Froylán Turcios, esa es su obra más importante, luego de Prisión Verde».

Para hacer la letra de la canción leyó el libro y lo adaptó al contexto de la sociedad actual de Honduras, de ahí nació la canción «Cipotes», como un reclamo social contra las desigualdades que sufren los hondureños.

Sobre la película «Cipotes», él junto a un amigo, en aquel entonces, decidieron hacer casting y de inmediato se dieron cuenta que podrían quedar entre los seleccionados. En ese momento, se dio cuenta que podía realizar el tema del filme y no dudó en hacer la composición.

«Les propuse hacer una canción que fue el soundtrack. Miré la oportunidad de hacer una canción por primera vez, entonces la presenté, quedó, les gustó y así tal cual ‘queda’ me dijeron», contó Ávila.

Cipotes, la canción que lo dio a conocer como compositor.

Trabajando y produciendo

Sobre su trabajo actual destacó: «Los artistas trabajamos mucho en casa durante la pandemia, estamos creando. La cultura es la imagen de país, es lo más atractivo de un país». Por tal razón, Ávila pidió que los congresistas de Honduras apoyen esta área.