HISTORIA HUMANA – Fundación Angelitos: siete años llevando amor a sala de recién nacidos

902
fundación angelitos
56 % de los recién nacidos que fallecen es por causas asociadas a las infecciones.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La Fundación Angelitos es una organización que se dedica a ayudar y brindar un soporte a la sala de recién nacidos del Hospital Materno Infantil. Ya van más de siete años de trayectoria, llevando cuidado y amor a miles de bebés.

La idea principal de la fundación es ayudar a disminuir la tasa de mortalidad de recién nacidos que se registra anualmente. Tania Dempster, doctora y directora ejecutiva, cuenta detalles acerca de la función, historia y metas del grupo.

Lea también – HISTORIA HUMANA: Alfredo Ortíz, el periodista y pintor que trasciende fronteras mostrando su talento

¿Cómo surgió esta idea?

Además, la necesidad que tenía el servicio para los recién nacidos y las cifras de muertes fueron de las principales causas que inspiraron la creación de esta fundación.

«La idea surge de la iniciativa de los médicos de la sala, al ver la gran necesidad que tenía el servicio de recién nacidos y las cifras de muerte tan alarmantes. Por lo que empiezan a mover influencias y solicitar apoyo a sus amistades y conocidos. Al conocer la causa se une la sociedad civil y nace la idea de crear Fundación Angelitos», reveló Dempster.

La fundación lleva poco más de siete años al servicio de todos los recién nacidos y, del mismo modo, sirviendo como soporte al Hospital Materno Infantil.

Podemos decir que han sido siete años agridulces; ya que hemos podido ver muchas caritas salvarse y salir adelante, lo cual nos llena de mucho orgullo y felicidad. Así como nos ha tocado enfrentarnos a la impotencia de enfermedades sumamente complicadas; las cuales desgraciadamente muchos angelitos han perdido la batalla, contó Tania.

Del mismo modo, Dempster manifestó que el 56 % de recién nacidos que fallecen es por causas asociadas a las infecciones.

¿Cuántas personas participan en la fundación?

Con un equipo de trabajo profesional y cerca de 600 voluntarios, la fundación lleva a cabo esta noble actividad que ha beneficiado a muchos recién nacidos.

«Somos un gran equipo. Cuatro personas en el área administrativa, cinco en junta directiva, 15 coordinadores de voluntariado y aproximadamente 600 voluntarios entre activos e inactivos», mencionó.

Reconoció la labor de «los doctores angelitos, que son los médicos que atienden en el servicio de recién nacidos y de los cuales tenemos un gran apoyo». La fundación debe realizar varias actividades para poder adquirir fondos.

Otra parte también la obtienen de donaciones que hacen empresas y personas particulares.

«El 90 % de los fondos sale de las actividades que realizamos durante el año como ser congresos médicos, bingos, rifas, noches benéficas, maratones. El otro 10 % sale de las donaciones de empresas y personas a las cuales solicitamos apoyo para casos específicos».

Asimismo, conseguir los fondos para sostener el proyecto es uno de los retos más grandes que debe enfrentar la fundación. «La gestión de fondos para seguir adelante es uno de nuestros retos más grandes», puntualizó.

Por otro lado, los directivos de Fundación Angelitos utilizan las redes sociales como Facebook e Instagram para poder llegar al público; así como algunos medios de comunicación les regalan un espacio en televisión para llegar a la ciudadanía.

 Situaciones más complicadas

Para la doctora Dempster, una de las situaciones más complicadas dentro de la organización es el espacio.

«Es muy difícil tener que ver bebitos esperando un cupo para ser atendidos. El servicio cuenta únicamente con 70 cupos y el promedio de nacimientos en el hospital público de Tegucigalpa es de 45 a 60 por día», indicó.

«Además debemos contar que es un hospital de referencia nacional. Por lo que vienen bebés remitidos de todas partes de Honduras en situaciones críticas», señaló.

Programa de voluntariado

Dentro de la organización existe un programa de voluntariado que se conoce como «Ángeles en Acción».

«Es nuestro programa de voluntariado, conformado por 5 equipos que gestionan donaciones y realizan visitas sabatinas al hospital. Reparten donaciones, merienda y sobre todo mucho amor y esperanza para los bebés y sus familias», comparte la directora.

Uno de los grandes retos de la fundación es lograr abastecer el Servicio de Recién Nacidos con equipo e insumos necesarios. De esa forma, cada bebé que nazca con alguna necesidad especial pueda tener una oportunidad de vida.

La doctora Dempster citó a la Madre Teresa de Calcuta para invitar a la ciudadanía a unirse a esta causa. «Somos pequeños instrumentos, pero muchos pequeños instrumentos en las manos de Dios pueden hacer milagros”.

Esta reflexión nos llama a poner nuestro granito de arena en este mundo que tanto lo necesita, agregó. En ese sentido, invitó a la población a que «tenga empatía por el prójimo, y más necesitados».

También llama «a ver a nuestro al rededor y darnos cuenta de que hay una realidad diferente a la nuestra. Hay personas con problemas más grandes que los nuestros. Necesitan de una palabra, un gesto de amor y nuestra compasión. Poder servir, es la satisfacción más grande que puede sentir nuestro corazón», concluyó.