HISTORIA HUMANA| Corina Minero, un título hasta el cielo; el cáncer le arrebató a sus padres

894

La joven relató ella ya había matriculado sus clases en horario normal antes de que iniciarán las quimioterapias de su madre y «gracias a Dios me tocaron profesores accesibles». 

«Ya cuando mi mamá sabe, no se lo dijimos nosotros, sino un médico. Ella lloró. Lloramos todos porque no es fácil que te digan ‘tu mamá tiene cáncer’. Creo que es una de las peores noticias. No cualquier persona las recibe de la mejor manera», apuntó.

Seguidamente, contó que ella le dijo a su mamá que podía cancelar el periodo para atenderla a tiempo completo, pero «me dijo que no porque ella quería que yo siguiera estudiando, que ella no se estaba muriendo». 

Comenzó el proceso de quimioterapia para la madre de Corina. Sin embargo, cuando ya iban por la cuarta, ya no había medicamentos. No fueron suficientes. La madre de Minero no registró avances y en septiembre dejó de caminar. 

Con una voz que ya se quebrantaba, Corina contó que estuvieron 18 días soportando injusticias por parte de médicos y enfermeras en el Hospital Escuela. 

«Mi mamá estuvo en la cama, conectada con oxígeno permanente y lamentablemente murió en noviembre del 2018. Me siento bien, porque pude servir a mi mamá hasta el último momento de su vida».

Posteriormente a la muerte de su madre, Corina llegó a creer que Dios no existía. Incluso estuvo a punto de sufrir un preinfarto ante la pérdida.

Primero mi madre y ahora mi padre

Pero el sufrimiento para esta joven no acabaría, pues al poco tiempo del fallecimiento de su madre, su padre comienza a tener complicaciones de salud. Minero Contó que él siempre se realizaba chequeos médicos, pero la muerte de su esposa, lo afectó notablemente

Cuando la salud de su padre comienza a empeorar aún más, Corina ya se encontraba realizando su práctica profesional en un medio de comunicación. Ante ello, la joven le dice a su papá que se va a retirar de su práctica para cuidarlo.

Sin embargo, su progenitor le dice que no, que siga su práctica.  «Siempre mis papas quisieron que o terminara la universidad, aún en sus momentos de enfermedad», contó. 

La salud del padre de Minero comenzó a complicarse más cuando ella ya está a punto de culminar su práctica. En ese momento comienzan una serie de exámenes complicados para su padre, biopsia de médula ósea, ya que no encontraban por qué había empeorado tanto. 

«Mi padre tenía unos ganglios inquinales inflamados y tenía inflamados sus testículos y recuerdo que le hicieron una biopsia y yo fui a traer el resultado y allí leí la patología. Pero sinceramente no  qué decía». 

Justo el día en que el papá de Minero muere, entregan una tomografía en la cual indicaba que el cáncer se había regado por todo el cuerpo. «El 8 de octubre él murió. Dejó lista su camisa y su traje para ir a mi graduación, pero lastimosamente no se pudo», contó. 

Logros académicos son de tres: mi mamá, mi papá y yo 

Ante la pérdida de su padre, Corina contó que ella no tenía deseos de asistir a la ceremonia de graduación, pero que recibió el apoyo y las fuerzas por parte de su mejor amiga de la universidad. 

«Con mi amiga planeábamos el día de la graduación, pero yo le dije que si mi papá moría no asistiría a la graduación. Pero ella me dijo que con más razón tenía que ir ‘ellos están orgullosos de vos'», relató. 

Llegó el día de la graduación y Corina aprovechó el momento para rendirle homenaje a sus padres que, a pesar de sus enfermedades, siempre la apoyaron para lograr su meta. Días antes, la joven imprimió una fotografía de sus padres para poder llevarla consigo en una retratera. Además, decoró su birrete en honor a sus padres. 

«Cuando el rector dice volteen a ver atrás y denle las gracias a las personas por las cuales obtuvieron el títulomiré la retratera y puse mi mirada al cielo. Se que mis papás estaban orgullosos ese día porque pude lograrlo y  que en espíritu estuvieron conmigo. Cada logro académico fue de tres, de mi mamá, mi papá y yo. Ellos siempre me apoyaron en todo momento». 

En honor a sus padres, Corina decoró su birrete.

Tengo pensado escribir un libro sobre la historia de mi mamá 

Han transcurrido más de un año desde la muerte de su madre y más de medio año desde que su padre murió y Corina no se detiene y sigue estudiando y ya va por su segunda carrera. Actualmente, cursa Letras en la UNAH.