HISTORIA HUMANA: Ashlye Reyes, la niña con voz de ángel que quiere poner en alto a Honduras

831

CUYAMAPA, YORO. Ashlye Reyes Arita es una niña soñadora de 11 años. A su corta edad ha logrado cautivar a propios y extraños de su comunidad con su hermosa voz.

La pequeña Fabi, como la llaman sus familiares y amigos, es originaria de San Pedro Sula; nació el 3 de octubre de 2007. Actualmente reside junto a su familia en una aldea de Morazán, Yoro, y asiste a un centro educativo público de la zona.

Su joven madre, Dinora Patricia Arita Hernández de 28 años de edad, desde que descubrió el talento en su hija se ha preocupado para que ella lo desarrolle; sin embargo, la familia de Ashley es de escasos recursos económicos y no pueden darle la oportunidad para que ingrese a una escuela de música como ella lo sueña.

Lea también: HISTORIA HUMANA: José Ramón Madrid, un genio hondureño que triunfa en el extranjero

Maestro descubre su talento

Dinora, la madre de Fabiola, relató a Diario TIEMPO, que desde que estaba en el kinder ella disfrutaba del canto. Por tan motivo, ha participado en concursos de fonomímica, mismos que logró coronarse como la ganadora, y en otros figurando siempre entre los primeros lugares. Pero fue hasta este año que un maestro del centro educativo al que asiste que descubrió la maravillosa voz de Ashlye.

El docente de la escuela realizaba ajustes previos a un acto cívico, en el fondo sonaba una canción y Ashley entró al salón y dijo «yo me sé esa canción ¡Yo la puedo cantar!». El profesor bromeando le respondió «toma el micrófono», y cuando la pequeña inició su interpretación quedó anonadado con la capacidad que demostró su alumna.

Desde entonces Ashlye se ha dedicado practicar canciones. Su talento es inigualable; su voz angelical, incomparable y el sentimiento con el que interpreta es incomparable.

La familia está orgullosa de que la menor muestre su talento sin pena alguna; no obstante, los invade la tristeza por las carencias económicas que padecen.

«En la casa no falta el arroz y los frijoles, pero no tengo la capacidad económica para apoyar a mi hija y que vaya a una escuela de música», indicó con voz quebrantada Dinora Arita.

«Mi sueño es poner en alto el nombre de Honduras»

La inocencia de Fabiola transmite ternura, cualquiera que la escucha se enamora de su dulce voz.

Cuando ella canta se conecta con la canción y logra transmitir esa emoción que ella asegura sentir.

Para la menor, ingresar a una escuela de música es su mayor sueño, aparte de ello, Fabiola anhela compartir su talento en el extranjero. Está segura que puede lograr cautivar a un público internacional. «Yo sueño con poner en alto el nombre de Honduras a través de mi voz», dijo con seguridad.

«Fabi» es muy constante en sus sueños, ella cuenta que desde que era niña le gustaba interpretar. Pero fue hasta ahora que logró que sus familiares y amigos se percataran de su capacidad en el canto.

En ese sentido, la pequeña contó que era fiel seguidora de el reality mexicano «La Academia» en donde participó la hondureña Katheryn Banegas, quien logró obtener en tercer lugar en dicha competencia. Además, dijo que le gustaría conocerla en persona porque la admira y quiere ser como ella.

La pérdida de un ser querido marcó la vida de la familia Arita Hernández

Dinora también platicó sobre uno de los momentos más tristes y difíciles en su vida, según lo apuntó, cuando a la edad de cuatro años que Ashlye perdió a su padre en un hecho violeto. Él fue asesinado de tres impactos de bala cuando residían en Chamelecón, un suburbio de San Pedro Sula.

Ese acontecimiento hizo que Dinora migrara hasta Yoro. La violencia le arrebató a Ashlye la oportunidad de crecer con un padre que la apoyara al igual que hoy lo hace su mamá.

«Quiero ser como Shakira»

La carismática niña asegura que su cantante favorita es Shakira, por ello siempre está pendiente de los nuevos temas de la famosa colombiana. «Me gustaría ser como Shakira, es mi cantante favorita», aseveró Ashlye.

Otra de las cantantes que admira es Karen Mendez, reconocida youtuber de nacionalidad argentina.

La madre de Ashlye enfatizó que desea que su hija cumpla su sueño de ingresar a una escuela de música.